Artículos

Estos son los tres principales puntos que deja la moda en el año 2015

Por El Observador/ LifeStyle | 4 Enero, 2016 - 08:34
  • moda2015_1a.jpg

La moda vive tiempos de acomodo, tanto a la realidad como a las nuevas perspectivas de la industria.

Una de las paradojas de la moda ha sido que, proclamando su vocación de llegar a muchas personas, no siempre se ha caracterizado por ser representativa. Desde sus pasarelas, de hecho, las chicas han sido predominantemente blancas y -a lo sumo- las modelos han llegado a ser oscurecidas de piel con el maquillaje por lo que, en cuanto a razas, no logra una claro equilibrio.

Sin embargo, en 2015 las pasarelas, revistas y las lucrativas campañas publicitarias han intentado cambiar el cuadro. El crédito de ese progreso se lo lleva la activista Bethann Hardison, quien -junto a modelos como Naomi Campbell e Iman- critica a esta industria que se enorgullece de tener la mente abierta, pero aún no concibe una modelo afro luciendo ropa elegante.

En general, a la industria parece costarle entender que seguir a Beyoncé, Rihanna o la serie "Empire" no la absuelve de comportamientos racistas.



Y aunque aún sea muy temprano para declarar la igualdad racial, vale la pena notar que hay -al menos- una docena de modelos negras que fueron contratadas para trabajos importantes, con amplia repercusión y eso es un repunte significativo en un ambiente que hace solo algunos años tenía una o dos modelos de color en sus pasarelas.

El año 2015 pareció más inclusivo, no sólo debido a la diversidad racial, sino también por la variedad de las apariencias de las modelos. Hubo modelos de piel clara y oscura, algunas lucieron afros, incluso en desfiles como el de Victoria’s Secret, que en ese contexto es un acto hasta subversivo para muchos.

Las celebridades también se beneficiaron del amplio abrazo de la moda. Rihanna protagonizó una campaña para Christian Dior y fue la primera vez que la casa francesa convocó a una mujer de color para el papel.

Se encontró también cierta diversidad en la indumentaria masculina. Deportistas como Victor Cruz, Dwyane Wade y Russell Westbrook explotaron su amor por la moda y su influencia sobre los hombres comunes. Wade y Cruz fueron “embajadores” en desfiles neoyorquinos, mientras que Westbrook colaboró con los jeans True Religion.

*1: Desfile abierto

En setiembre, Givenchy abrió su show en la Semana de la Moda de Nueva York al público en general, que miró en silencio pero con reverencia y agradecimiento. Ese éxito se debe a una investigación realizada sobre si las presentaciones tienen que orientarse más hacia el consumidor. En lugar de otorgarle a los editores y los minoristas un vistazo de lo que será la moda en seis meses, antes que llegue a las tiendas, tal vez las pasarelas deban tentar a los consumidores con prendas que pueden comprar en el momento.

 



* 2: Ropa para todos

Si hay una tendencia que define la temporada es la ropa unisex. El nuevo director creativo de Gucci, Alessandro Michele, emergió como el preferido de la crítica y ofreció mocasines de piel de canguro con bocados hípicos y rompió las estructuras de la indumentaria masculina al introducir prendas de encaje y camisas de seda con grandes moños en el pecho.

Su trabajo golpeó en las fibras sensibles del público porque llegó justo en el momento que la conversación cultural se ajustaba a un nuevo entendimiento del género como un rango continuo y no opuestos binarios.

Caitlyn Jenner dejó eso claro al contar su historia en la revista Vanity Fair. El mundo aplaudió lo glamorosa que lucía esta mujer transgénero en su ropa interior al estilo del viejo Hollywood, pero al mismo tiempo provocó cuestionamientos sobre cómo reaccionaría el público si Jenner luciera vieja y rolliza.

* 3: La nueva moda masculina

Este año los hombres lucieron especialmente bien. Las mujeres, no tanto.

La moda masculina, que antes evolucionaba a un pequeño paso a la vez, ahora su transformación es a saltos. Hay una gran riqueza de colores, estampados y telas. Hay melodías singulares y mezclas refrescantes: hipsters con trajes al cuerpo, dandis que trascienden a las construcciones de género, cosmopolitas que visten ropa atlética, caballeros con ropa a medida, rockeros grunge.

Muchos hombres han incursionado en la moda, otros se han zambullido de cabeza. Pero en general, los hombres pudieron lucir elegantes porque exploraron temas en lugar de comprar un único ítem a la moda.

Las mujeres, en cambio, se destacaron exactamente lo contrario. Aparecieron en las alformbras rojas con medias de red, transparencias que dejaban poco a la imaginación y lentejuelas. Estrellas como Beyoncé, Jennifer López, Rihanna, Kim Kardashian y más usaron y abusaron de esta tendencia.

Los hombres se visiteron para la ocasión. Las mujeres se desvistieron. Y en esta pelea fashionista, los hombres ganaron. Y la conversación se tornó mucho más interesante.
 

>