Artículos

Felipe Leal: “La arquitectura no es únicamente una cuestión técnica sino que es un hecho cultural”

Por El Economista | 15 Octubre, 2018 - 11:00
  • architecture.jpg

El arquitecto y urbanista mexicano ha recibido la máxima distinción de la UNAM en el área recientemente.

Para reconocer sus 35 años de trayectoria profesional y rendirle homenaje a un legado que, en su mayoría, es ya emblemático de la Ciudad de México, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha decidido distinguir al arquitecto Felipe Leal con la Cátedra Extraordinaria Federico E. Mariscal, la distinción de mayor rango en su tipo que otorga la máxima casa de estudios a un arquitecto y que antes se le ha conferido a colegas como Teodoro González de León, Fernando González Gortázar, Ricardo Legorreta, Pedro Ramírez Vázquez y Abraham Zabludovsky.

Instituida en 1984, la presente edición de la Cátedra Extraordinaria Federico E. Mariscal permitirá el acercamiento de estudiantes y profesores de Arquitectura, profesionales del ramo, la comunidad académica y la sociedad en general, con el trabajo y pensamiento del también urbanista reconocido por sus magnos proyectos de recuperación y transformación de espacios públicos como el Corredor Peatonal de la calle Madero, la Alameda Central, la Plaza de la República y el Monumento a la Revolución.

“(La cátedra) es un hecho autocrítico porque te pone en perspectiva. Es una evaluación del trabajo propio”, reflexiona.

También creador de las casas-estudio de Vicente Rojo y Gabriel García Márquez, agrega que si hay un rasgo distintivo de su trabajo, es hacer que “los espacios dignifiquen la calidad de vida, desde el habitáculo más pequeño hasta la gran plaza. Porque para que algo sea de calidad no tiene que ser de gran escala. “Que lo que hago genere emoción, que te invite a estar, que la arquitectura enaltezca la dignidad humana”.

Los temas

En el contexto de esta distinción, a partir del pasado 10 de octubre y hasta el 11 de diciembre, el arquitecto impartirá cada miércoles, en el Auditorio Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura en Ciudad Universitaria, una sesión temática en la que desmenuzará cada uno de los proyectos, tanto públicos como privados, en los que se ha involucrado.

“Se pide que cada arquitecto le dé un tema genérico a la cátedra de acuerdo con las tendencias de cada uno. En mi caso, le puse el título ‘De la casa a la plaza’, en el sentido de que he ido desde construcciones muy pequeñas, como estudios para artistas, hasta el espacio público. Hablaré sobre cómo se vive la experiencia del espacio, cómo se vive desde una pequeña hasta una gran escala”.

Leal asegura que ha decidido abordar temas que puedan ayudar a los estudiantes a enriquecer su desarrollo profesional. “Voy a tratar temas que van desde lo doméstico: la casa-estudio, la vivienda colectiva y las casas de descanso, hasta temas diversos como las azoteas verdes y la recuperación de espacios públicos, entre ellos los no tradicionales. Cada una de las sesiones va a tener temas específicos; otra de ellas hablará de como hoy en día los arquitectos podemos intervenir y reestructurar viejos edificios”, detalla.

La exposición

El público podrá visitar en el Museo Universitario de Ciencias y Artes (MUCA) la exposición titulada De la casa a la plaza, curada por el propio arquitecto, con 35 piezas (fotografías, maquetas y referencias textuales sobre el trabajo del arquitecto) que dan constancia de la diversificación de formas, texturas, diálogos con el arte y con la luz que distinguen el trabajo del edificador , quien también fuera uno de los responsables de gestionar la inscripción del campus central de Ciudad Universitaria como Patrimonio Mundial de la UNESCO en el 2007.

“La arquitectura no es únicamente una cuestión técnica sino que es un hecho cultural”, dice el laureado al referirse a las citas textuales y reflexiones que intelectuales como Juan Villoro y Carmen Boullosa han hecho sobre su obra.

El nuevo aeropuerto

Sobre su postura acerca de la viabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Leal se expresa a favor. Opina que México está ante una oportunidad histórica y tiene la coyuntura, por su posición geográfica, de consolidarse como un centro de interconexiones para la región y agrega que la adecuación de la base de Santa Lucía podría generar “problemas de articulación gravísimos”.

“(Emplazar) en Santa Lucía me parece absurdo. No hay infraestructura. Además, el suelo allá tiene prácticamente las mismas condiciones (que en Texcoco). Las pistas no tienen la longitud que se requiere. Otro problema serían todos los servicios que conlleva un aeropuerto: se encarecerían los impuestos aeroportuarios”, ejemplifica.

Y recomienda “ser estrictos con los contratos, sus costos y condiciones, además de los procesos remediales ante el daño ambiental que se ha hecho. Porque tiene que quedar claro que no hay obra de infraestructura que no cause daños ambientales. Creo, además, que sería una mala señal que un gobierno entrante, que tiene tanto respaldo, cancele una obra que es tan importante a escala mundial. Este país se ha quedado rezagado en infraestructura”, afirma.

>