Artículos

Gabriela Isler: "La sonrisa abre todas las puertas"

Por Wilma Hernández/ Diario Las Américas | 24 Mayo, 2018 - 11:05
  • 23331176_1514591338632380_2216311383025238863_o.jpg

La modelo y empresaria venezolana, ganadora del concurso Miss Universo 2013, lidera un programa de charlas inspiradoras con el objetivo de "empoderar a gente valiente".

Porque desea compartir las enseñanzas que le dejó haberse coronado Miss Universo en 2013 y lo que vivió tras ese triunfo, la venezolana Gabriela Isler inicia una gira de conferencias en Coral Gables.

La modelo y empresaria, quien formará parte de comité ejecutivo de Miss Venezuela, conversó sobre estas charlas inspiradoras durante una transmisión a través de Facebook Live.

- Danos un adelanto del tema que abordarás en tu charla que titulaste Elígete a ti.
- Empecé escribiendo, a través de experiencias personales, sobre cómo me elegí y cómo aprendí a decir que no. Y así establecí una filosofía de vida que me di cuenta de que no me la quería guardar. Son cinco pilares fundamentales. Vengo con este movimiento de empoderar a gente valiente, que quiera reencontrarse con su pasión y poner los miedos a un lado. Y que decida apostar por sus habilidades extraordinarias, porque necesitamos más gente que inspire.

- ¿Cuáles son esos pasos que explican tu filosofía de vida?
- Primero, saber quién eres y cuál es tu propósito. Actuar con autenticad; aprender a decir “no” y convertirnos en un “yo” inquebrantable. Pero para lograrlo hay que entender el proceso de auto conocimiento.

- ¿A qué has tenido que decir que no?
- Dije no a pintarme el cabello por un año y a hacerme cirugías. Todavía la gente me pregunta si tengo cirugías. Dije que no a cambiar mi personalidad, porque soy así pausada, esta soy yo. Y me hace feliz que mi familia me apoyó en cada “no”. En la charla compartiré tres técnicas para aprender a decir que no, pero creo que el “no” más bonito es el que se dice desde la sinceridad y con una sonrisa. A prender a decir que no, es difícil. Hay que aprender a lidiar con las consecuencias que son defraudar, decepcionar, no complacer, sentirse culpable. Y hay que entender primero por qué decimos “no” para poder hacerlo tranquilamente.

- Dices que te vas a permitir reírte de ti misma, ¿por qué?
- Quiero que la gente conozca otro lado mío, que sepan que me río de los aprendizajes, de las caídas. Siempre la gente me ha visto muy seria. Mi personalidad es muy pausada, muy seria. Soy venezolana y, aunque los venezolanos somos más caribeños, mi papá es suizo y creo que por eso soy más tranquila. Pero la gente no sabe que soy “echadora” de bromas. Y que la vida de una Miss Universo no es perfecta: tengo defectos, soy medio loca, a veces; soy muy cómica y eso solo lo ve mi familia.

- ¿Cómo describirías a la Gabriela Isler de hoy comparada con la que ganó Miss Universo 2013?
- Hace cinco años me afectaban mucho las críticas, quería complacer a los demás. Y aunque estaba segura de mis capacidades, fue algo que me marcó y me hizo sentir muy afectada. Hoy entiendo que soy feliz como soy. Y a quien no le guste, pues no puedo hacer nada. Hay que ser auténtico en la vida. Soy una mujer que aprendió a vivir con ese ruido y a transformarlo en algo positivo.

- ¿Una anécdota que te haya marcado y te haya servido para crecer?
- Cuando estaba en Miss Venezuela no sabía reírme. Y me decían que cómo era posible eso. Yo me ponía a llorar porque no sabía hacerlo. Entonces, tuve que tomar clases de cómo sonreír con los ojos y con la boca. Y la sonrisa es lo que nos abre las puertas todos los días. A través de una mirada agradable, de una sonrisa bonita se genera empatía. Y eso cambió mi poker face (rostro sin emoción) y me convirtió en una persona a quien le gusta mucho sonreír.

- ¿Cómo enfrentas esa nueva fase de “revivir” el Miss Venezuela, tras el escándalo en el que la institución estuvo involucrada?
- Con mucha fuerza, como he enfrentado cada uno de mis proyectos y, sobre todo, con mucha ilusión. Mi pasión es empoderar, dejar una huella y un legado en mi comunidad hispana, especialmente en Venezuela. Quiero crear conciencia y sembrar valores. Y es un sueño hecho realidad que me lo permiten hacer con algo que es tan emblemático en mi país. Voy a poder hacer un currículo de formación para que unas niñas puedan soñar y crecer con dignidad y orgullo, porque las niñas copian patrones de la televisión.

- ¿Qué va a cambiar en Miss Venezuela en esta nueva etapa?
- Somos un equipo fresco y nos estamos restructurando en base a nuestros valores, a tres pilares fundamentales: ética, respeto y profesionalismo. Creo que vamos a hacer algo bonito y Venezuela se merece algo basado en respeto.

Imagen principal: Gerardo Briceño/ Gabriela Isler en Facebok

>