Artículos

Gucci entrará al mundo de la joyería de lujo

Por Reuters | 4 Diciembre, 2018 - 11:00
  • gucci.jpg

Bajo el trabajo de Alessandro Michele, ha sido una de las casas de lujo con mayor crecimiento en el último tiempo.

Gucci, la marca de moda italiana que impulsa el crecimiento de los ingresos del grupo de lujo francés Kering, se expandirá a la joyería con una colección que lanzará en junio o julio, dijo el viernes el presidente de Kering, Francois-Henri Pinault, en una entrevista con un periódico.

La joyería ha sido una de las áreas de mejor desempeño de la industria del lujo en 2018, según la consultora Bain & Co, que pronostica que las ventas comparables en el mercado global de US$ 18.000 millones crezcan un 7% este año.

Esto pone el crecimiento a la par con el calzado y por encima de categorías de altos márgenes como las carteras, donde grupos de moda como Gucci tienden a ganar más dinero.

La mayoría de las marcas producen aros y otros accesorios, pero la joyería de lujo es un mundo más exclusivo, ocupado por la suiza Chopard, o Boucheron, una firma propiedad de Kering a la que también está destinando recursos.

"Las 200 piezas, con muchas piedras preciosas de colores, serán fabricadas en Italia", dijo el presidente y presidente ejecutivo de Kering, Pinault, en una entrevista con el diario francés Le Figaro.

Kering confirmó el lanzamiento de Gucci, pero no dio más detalles por el momento.

Gucci ha sido una de las marcas de lujo de más rápido crecimiento en los últimos años, gracias a una extravagante transformación bajo el diseñador Alessandro Michele. Eso ha generado preguntas sobre cuánto puede durar este impulso y la firma ya está trabajando en nuevas líneas de enseres para el hogar y productos de belleza.

Los ingresos generales de Kering alcanzaron los 3.400 millones de euros (US$ 3.900 millones) en el tercer trimestre, por encima del 27,5% esperado en una base comparable gracias mayormente a las ventas de Gucci.

Pinault también dijo en la entrevista que Kering buscaba usar oro proveniente de fuentes éticas para todas sus joyas en el plazo de dos años.