Artículos

Habitaciones infantiles con decoración mini para grandes aventuras

Por Inmaculada Tapia | 13 Febrero, 2015 - 07:26
  • 49463_1.jpg

Las habitaciones de los niños se llenan de grandes propuestas con elementos cómodos y coloristas para conseguir que en unos metros pueda proyectarse una gran aventura.

La decoración de las habitaciones infantiles diseña un mundo propio en el que la creatividad se transforma en el “leitmotiv” a desarrollar. Una alfombra que parece una autopista, una cama que simula una tienda de campaña; un papel pintado que dibuja sobre la pared los árboles de un bosque; el cielo cuajado de estrellas o una sábanas que recrean el mundo de sus dibujos animados favoritos, son elementos que contribuyen a configurar un espacio de diversión y fiesta.

Los reyes de la casa se transforman para la diseñadora Vivienne Westwood en auténticos príncipes azules. En ellos y en el mundo de fantasía de sus cuentos se inspira para presentar un cojín que es una representación del héroe de los cuentos tradicionales: el príncipe que salva a la princesa y lucha contra todas las adversidades.

Esta es la primera vez que la diseñadora se adentra en el mundo infantil y la razón ha sido porque el hijo de un amigo le dió un dibujo al que ella añadió un planeta, un corazón y una corona, que distribuye The Rug Company.

Auténticas "Mini Homes"

Los creativos de El Corte Inglés han diseñado un mundo diferente y fantástico para los niños de 2 a 10 años con "Mini Home", donde jugar y aprender van de la mano.  

Una colección formada por ocho básicos y propuestas para una decoración actual con opciones para todos los gustos en la que coches, piratas, hadas, safaris y jardines contribuyen a que la imaginación vuele.
 
Los colores se vuelve intensos en algunos puntos como el suelo, para dulcificarse en textiles y cortinas.

La web Achica.es apuesta por los tonos pastel y, sobre todo, por el almacenaje. Tenerlo todo en orden es un buen punto de partida para volver a jugar y desordenar. Razón por la que presenta una colección elementos para organizar cada cosa en su lugar: ropa, peluches, o libros. La idea es que todo acabe en su sitio.

Líneas sencillas, en madera, con cajones que permiten fácil movilidad para cambiar de lugar, según la ocasión. Piezas que se montan y se desmontan a gusto de las necesidades del momento y de la evolución del niño.

La firma Vertbaudet se decanta por el color en su colección, con pequeños e ingeniosos detalles en la decoración para hacer escritorios y librerías transportables -como las de una biblioteca-, muy atractivas.

Vinilos en la pared

Como las habitaciones tienen un uso a largo plazo, los vinilos se convierten en un elemento esencial que se puede ir transformando con el tiempo, e incluso quitando, según los pequeños vayan creciendo.

Los diseños de la serie infantil de MyVinilo son  muy coloridos y llenos de fantasía. Fáciles de colocar, pueden servir para delimitar espacios, dentro de la misma habitación, y así definir el de juegos, el de estudio y el más indicado para los sueños.

De la pared al suelo. El lugar más habitado por los pequeños de la casa es sobre el que fija la mirada Lorena Canals para diseñar sus alfombras infantiles, prácticas para los adultos, pues se trata de una confección que se puede lavar en casa y que, sin embargo, tiene un diseño divertido y atractivo para los más pequeños.

Su última propuesta es “Hippy”. Dispone de los cuatro tonos empolvados de la temporada: el rosa palo, el azul suave, el amarillo marshmallow y el verde mint.  

Pottery Barn viste los textiles de ellas de rosa chicle y corazones, pero no olvida para la mesa que el rojo intenso, en manteles individuales o en la cubertería, es un aliciente para abrir el apetito como leones, el dibujo que más se repite en platos y vasos, sin olvidar a búhos o caballos.

Para ellos los textiles imprimen estrellas, buques, barcos y coches, dinosaurios y superhéroes que forman parte del “print” en sábanas y edredones.

* Reportaje EFE

>