Artículos

Hercules Poirot se reinventa

Por María Matos Elices | 3 Abril, 2014 - 09:33
  • Detective_1.jpg

El sagaz detective belga Hercules Poirot, de la mano de su poderosa autora Sophie Hannah, vuelve a resolver misterios 90 años después de que Agatha Christie le enfrentara a su primer caso. Sin perder un ápice de su elegancia, marcada por su cuidado mostacho, Poirot busca una piel nueva.

Con su bigote y vestimenta pulcra y elegante, Poirot ha resuelto asesinatos e intrigado a individuos de todo el planeta. En la actualidad superaría ya el siglo de edad, pero, en la ficción, es como si no hubiera pasado el tiempo.

Hércules Poirot, el detective creado por Agatha Christie, que protagonizó más de 33 novelas y 54 relatos, regresa 90 años después de su primera aparición de la mano de una nueva pluma, la de Sophie Hannah.

Hannah (Manchester, 1971) nació poco antes de que Poirot apareciese por última vez en las páginas de una novela, "Telón. El último caso de Hércules Poirot" (1975), sin embargo, eso no le impidió llegar a conocer sus historias.

La escritora declaró ser una fan de la "maestra del crimen" y considerar a Poirot uno de sus detectives "preferidos de juventud" junto con Miss Marpple, también creación de Christie.

"En un año leí y coleccioné todas sus novelas. Esto hizo que dedicara mi vida laboral al crimen de ficción", explicó en una entrevista concedida a Efe.

Hannah podía haber caído en la tentación, como ya hizo la BBC con el personaje de Sherlock Holmes, de adaptarlo a la época actual o transformarlo radicalmente. De hecho, según declaró en una entrevista a Radio Times, varias personas le sugirieron que la forma más "sensata" de "afrontar" el proyecto era "imponiendo un cambio radical y haciendo algo revolucionario con el personaje".

Ella no escuchó las recomendaciones y se mantuvo fiel a las ideas de Agatha Christie, a las que debe su profesión actual. Sin embargo, para sortear posibles problemas con la cronología de la serie de "la maestra del crimen", Hannah decidió ambientar la nueva obra en 1929, ya que Christie no había publicado nada entre 1928 y 1932. Lo que sí ha modificado la escritora es la compañía del detective y, por tanto, la voz narradora de la novela.

El capitán Lieutenan Hastings ha sido sustituido por un detective de Scotland Yard, que conoce a Poirot "muy bien" y le permite, por tanto, "crear un enfoque bastante orgánico".

Del argumento, lo único que la autora ha desvelado es que Poirot deberá enfrentarse a un caso "con el que nunca antes se había encontrado". De esta manera, se podrán descubrir nuevas facetas del personaje, todas ellas complementarias a las instauradas por Christie.

Para adoptar al detective, Hannah necesitó el apoyo y el consentimiento de la familia de Agatha Christie. El acuerdo se firmó el año pasado, a través de la editorial que gestiona el proyecto, HarperCollins, poseedora de los derechos de las 83 novelas de la escritora.

La familia deseaba atraer la atención de los jóvenes sobre la obra de Christie y se decidieron por Hannah debido a su "entusiasmo y respeto" por ella como autora, declaró a la BBC el nieto de la escritora, Mathew Prichard.

Hércules Poirot nació de la pluma de Agatha Christie (Torquay, Inglaterra, 1890-1976) en 1920, con "El misterioso caso de Styles". Para su creación, la escritora se inspiró en los refugiados belgas que se instalaron en Inglaterra durante la I Guerra Mundial.

Poirot se convirtió así en un policía belga exiliado que aprovechaba su experiencia previa para trabajar como detective privado. En una carta "enviada" por Poirot a los editores de Christie, explicaba que comenzó a trabajar para el cuerpo de seguridad en Bruselas en 1904 en el "caso del Falsificador Abercrombie". Posteriormente, viajó a Londres, donde vivió una temporada con su compañero Hastings, hasta que se convirtió en detective privado y se instaló en un apartamento de la ciudad, que eligió por "su aspecto geométrico".

El detective se "define" a sí mismo como un "obseso del orden": "cualquier cosa ligeramente torcida o desordenada es un tormento para mí", afirma en la carta. En cuanto a su forma de afrontar las investigaciones, declara "un desdén por las pruebas tangibles" y prefiere "sentarse y pensar", lo que la madre de su amigo Hastings denomina "emplear las pequeñas celdas grises".

Físicamente, Poirot dice medir "cinco pies y cuatro pulgadas de alto" (1,62 metros), tener una cabeza "con forma de huevo", unos ojos "de color verde que brillan cuando está nervioso" y el bigote "más elegante de Londres".

Su personaje no solo ha protagonizado novelas de Agatha Christie, sino que ha cobrado vida físicamente en numerosas series y películas. Charles Laughton fue el primero en interpretar a Poirot en la adaptación teatral de la novela "El asesinato de Roger Ackroyd", mientras que en la gran pantalla fue Austin Trevor el primero en representarlo, en 1931. También lo personificaron Tony Randall, en 1965; Albert Finney, nominado a los Oscar por "Asesinato en el Orient Express" (1974); y Peter Ustinov, que lo interpretó en seis películas.

Sin embargo, el actor identificado como Poirot es David Suchet, que lo encarnó por primera vez en 1989 y al que Christie nunca llegó a ver en acción. Suchet dio vida al detective en la serie televisiva británica "Agatha Christie's Poirot", emitida hasta 2013.

Hércules Poirot también ha tenido una adaptación al cómic, primero en Francia y, luego, en Reino Unido. La editorial HarperCollins anunció en 2007 tomar la idea importada del país galo y convertir en viñeta cada año ocho de las novelas de Christie, al igual que ya había hecho con las obras de otros escritores británicos como C.S. Lewis o Alistair MacLean. Hannah aún no sabe si escribirá más novelas de Hércules Poirot. Todo depende, según dijo, "de si la familia y los lectores quieren que continúe".

>