Artículos

Joanne Froggatt: "Dark Angel es totalmente diferente a Downton Abbey"

Por Agencias | 4 Abril, 2017 - 17:06
  • darka2.jpg

La actriz se sumerge en el rol de la primera asesina serial de Inglaterra en la miniserie histórica emitida por OnDirecTV.

Un nuevo viaje al pasado realiza la actriz británica Joanne Froggatt para encarnar a la primera asesina serial de Inglaterra. Tras su papel como Anna Bates en Downton Abbey, la artista de 36 años se aventura con el protagónico en Dark Angel, que recrea la vida de Mary Ann Cotton.
 
La miniserie histórica de la cadena ITV se basa en el libro de David Wilson (2012) y es dirigida por Brian Percival, quien comandó seis capítulos de Downton Abbey. En América Latina, es emitida por OnDirecTV, la plataforma online para los suscriptores del sistema de TV pagada.
 
Estrenada en octubre y noviembre pasados, sus dos episodios lograron calificaciones de 7,3 y 7,5 (de un máximo de 10) en el sitio Internet Movie Database (IMDb). Entre otros, su reparto cuenta con Alun Armstrong (La leyenda del jinete sin cabeza, Van Helsing, Eragon) y Jonas Armstrong (Robin Hood, Al filo del mañana).
 
En Dark Angel, Joanne Froggatt buscó todos los matices de Mary Ann Cottton, sobre todo porque la realización transcurre a lo largo de 15 años, mostrando la evolución de la mujer a quien se le atribuyeron una veintena de crímenes a mediados del siglo XIX.
 
- ¿Por qué quisiste interpretar otro papel de época después de Anna Bates?
- Estaba muy emocionada por este papel. A pesar de que Dark Angel es un drama de época, Mary Ann es muy diferente de Anna Bates. Esto es totalmente diferente a Downton. Y es un periodo histórico diferente también. A pesar de que está todo en los guiones de Gwyneth, Mary Ann es un personaje tan complejo de comprender que sentí que necesitaba investigar por mi parte también. Leí un libro sobre ella el cual relata los hechos que ocurrieron, según sabemos. Luego investigué a asesinos en serie en general y las diferencias que hay entre asesinos en serie masculinos y femeninos. Porque para interpretar a alguien tienes que comprender lo que ocurre en sus mentes. No solo entenderlo tú como actriz, sino entender sus pensamientos y sentimientos. Es un gran desafío considerando la seriedad de la fuente. Lo interesante que aprendí fue que la mayoría de las mujeres asesinas en serie no comenzaron a asesinar hasta cumplir los 30 años y en realidad nadie sabe la razón de aquello. Además, siempre asesinan con veneno, asfixias, sobredosis o algo bastante limpio y ordenado. Mientras que para los hombres es un tema más ligado a lo sexual, para las mujeres suele ser por intereses financieros o sociales. Fue fascinante descubrir estas cosas.
 

 

- ¿Fue importante no retratar a Mary Ann como un monstruo?
- No es la historia que estamos contando y no es la versión que la mayoría cree. La conocemos cuando tiene 25 años y ha sufrido la pérdida natural de cuatro de sus hijos. Creo que casi enloquece de pura pena en ciertos puntos. Es una mujer trabajadora en la era victoriana y no hay oportunidades o elección. No existe la posibilidad de salir a tener una carrera. Todo se trataba del matrimonio y los bebés. Lavar, limpiar, cocinar y lidiar con ratas. Era una vida horrenda y ella siempre sintió que era una vida que no estaba bien. Siempre quiso más que eso. Mary Ann era bastante moderna al pensar y sentir que merecía más, cuando muchas personas simplemente ya habían aceptado esa vida porque no había otra opción. Hoy, gracias a Dios, tenemos muchas opciones y las mujeres pueden lograr cosas. Ella no puede aceptar su destino y sale a buscar una mejor vida de formas que nosotros no elegiríamos. Me fascinaba la psicología detrás de todo ello. Ella no siente emociones de la manera en que otras personas lo hacen. Mary Ann sabía que lo que hacía estaba mal, pero no tenía sentimientos ni sentía culpa al respecto.
 
Ella no está mentalmente perturbada en el sentido de ver u oír cosas. Ella no alucina. Mary Ann puede manipular a las personas muy fácilmente y es bastante buena en ello, pero nunca es una decisión consciente. Es algo que le viene naturalmente, se desarrolla a lo largo de los años y se transforma en una habilidad bastante refinada. Pero luego parece ser bastante ingenua en ciertos aspectos. En ciertas situaciones no entiende las emociones de las personas porque ella no las siente de la misma manera. Interpretar todas esas pequeñas complicaciones ha sido maravilloso.
 
- Los casos de mujeres que asesinan a niños siempre son más notorios, dado que las mujeres y madres debiesen protegerlos...
- Es extremadamente raro para una mujer llevar a un niño en el vientre por nueve meses y pasar por todos los cambios hormonales de vivir y preocuparse por el niño para luego querer hacerle daño. Lamentablemente existen las personas que si dañan a sus hijos de maneras muy diferentes. Es impactante e impensado de que pudiese dañar a sus propios hijos. Pero es su estado mental en el que debemos enfocarnos. Es difícil creer que una mujer haya sido capaz de eso.
 
- ¿Cómo influyó tu experiencia previa en Robin Hood en el reencuentro en escena con Jonas Armstrong, quien interpreta a Joe Nattrass, el amante de Cotton?
- Siempre es más fácil cuando has trabajado con alguien antes. Trabajamos bastante bien. Jonas y yo tenemos algunas escenas íntimas y es menos incómodo cuando es alguien que ya conoces. Puedes planificar la escena mejor. Para Mary Ann, Nattas era el amor de su vida. Tuvieron una relación intermitente por 15 años en diferentes ciudades y lugares. Ella conoce a Joe cuando su vida es terrible y se siente miserable. El marido de Mary Ann siempre está trabajando en la mar y el romance en esa relación se ha extinguido. Además ha perdido a muchos de sus hijos, está constantemente embarazada y apenas puede alimentar a su familia. Es un infierno monótono. Y luego conoce a este hombre de la nada que le trae alegría. Es tan simple como eso. Sí, es un despertar sexual que ella nunca había experimentado y una felicidad física por primera vez. Pero esa es la clave en querer más de la vida. Algo que ella desconocía completamente. Ella siempre persigue los sueños de su mente. Persiguiendo un cuento de hadas a lo largo de su vida. Mary Ann es capaz de sentir lujuria, sensaciones y preocupaciones pero no de enamorarse completamente. No después de todo lo que le ha pasado. Pero ella quiere ese cuento de hadas, quiere estatus y quiere ser respetada. Y Joe es el inicio de todos sus deseos.
 
 
- ¿Entonces todo ese deseo sexual es una parte muy importante de ella?
- Aparentemente, al investigar para este papel descubrí que otro rasgo de la psicopatía es la promiscuidad, porque ellos no tienen una conexión emocional con el sexo de la misma manera en que otras personas. No hay bien, mal o culpa en su estado mental. Esa es parte de quien Mary Ann es. No puedes contar la historia sin ello. Claramente estaba un poco nerviosa por esas escenas. Pero el contenido sexual no existe para excitar a la audiencia de ninguna manera. No hay desnudos ni nada parecido. Simplemente ayuda a contar la historia y a hacer sentido del contexto. Por todo lo anterior hay muchos momentos y encuentros ilustrativos. Creo que las personas que me conocen como Anna de Downton Abbey van a estar más impactadas con otras partes de esta historia, para ser honesta. También me sentía nerviosa por tener que cantar. Y por tener que lidiar con cucarachas. Además descubrí que no me gusta estar sobre un carro y un caballo porque se siente bastante inestable. Hay muchas cosas que fueron desafiantes. Muchos desafíos que superar. Pero mientras sepa que están ahí por la razón correcta, no es un problema. Este era un papel que no podía rechazar y creo que cada uno de esos momentos debe ser incluido.
 
- ¿Qué nos puede contar sobre el canto?
- Cantar es lo peor que existe. Literalmente quiero llorar si tengo que cantar en público. Se me hace bastante difícil. Es un problema real para mí. Nunca he cantado sola en la pantalla antes. Una vez me doblaron en un drama llamado Nature Boy y he cantado en grupo. Pero nunca sola. Tuve dos clases de canto solo para esta pequeña parte que Mary Ann apenas puede cantar. Me aterraba hacerlo, pero a fin de cuentas creo que salió bien.
 
- ¿Qué acento utilizaste para Mary Ann?
- Es un acento general del norte porque ella se movía bastante. No es específico de una ciudad. Fue un acento suave porque no querían que fuera demasiado tosca o difícil de entender. El verdadero acento de una mujer de clase trabajadora de esa época habría sido muy difícil de comprender en nuestros tiempos. Me encantó hacer ese acento.
 
 
- ¿La audiencia moderna se sorprenderá al aprender que el arsénico estaba disponible en todos lados durante esa época?
- Las mujeres lo utilizaban para diferentes cosas en esos tiempos, incluso para la limpieza. Estaba en todos lados durante la era victoriana. Era mucho más común de lo que pensamos. Y aparentemente se hacían referencias sociales generales y chistes respecto a utilizar arsénico con tu marido e incluso con tus bebés. Ya que sin métodos anticonceptivos habían muchos embarazos no deseados. Algunas mujeres desesperadas quizás lo utilizaron para deshacerse de sus maridos, porque podían salir libres de ello. Así es como todo comienza para Mary Ann. Cuando ha perdido a otro hijo. Ella cree en Dios pero se pregunta por qué le hace esto. Su marido no puede trabajar y no tienen manera de pagar el arriendo o de alimentar a la familia. Mientras que por otro lado poseen un seguro de vida. Ella hace una cosa terrible. Y una vez que lo ha hecho no encuentra manera de detenerse. Ella cree que irá al infierno de todos modos así que no tiene nada que perder. Pero hay momentos en que ella podría haber optado por empezar de cero. Es algo desgarrador porque se trata de una mujer mentalmente perturbada. Ella no está bien. Las personas no hablaban de las cosas de la manera en que lo hacemos hoy. Nadie sabía nada sobre salud mental en esos tiempos. Si alguien estaba deprimido por ejemplo, y no podía lidiar con la vida, los encerraban de por vida en algún lugar horrible. No había educación. Así que Mary Ann no entiende lo que le ocurre ni por qué ella es diferente. Pero luego tiene momentos de claridad donde sabe que es diferente, sabe que ha obrado mal y está devastada por eso.
 
- ¿El seguro de vida era un concepto nuevo en ese momento?
- Era bastante nuevo. No fue idea de ella asegurar la vida de su primer marido. Fue idea de su padrastro, porque habían perdido hijos y querían estar seguros de estar protegidos de alguna manera. Ella no quería estar asegurada porque pensaba que era una manera de tentar al destino.
 
- ¿Cómo fue que Mary Ann libró de estos asesinatos por tanto tiempo?
- Por una mezcla de cosas. Ella eventualmente fue atrapada por las ciencias forenses que previamente no existían pero es el principio de la era de las tecnologías básicas. Mary Ann vivió durante la revolución industrial por lo cual las personas se movían bastante para encontrar trabajo. De ciudad en ciudad. Si se hubiese quedado en un solo lugar habrían comenzado a haber sospechas debido a todas las personas que morían a su alrededor. Pero ella reiniciaba su vida en lugares nuevos y era bastante hábil en construir una nueva vida donde las personas no conocían su pasado. Hay una fotografía de ella donde se ve bastante a mal traer y demacrada. Piensas: ¿Cómo es que tuvo cuatro maridos luciendo de esa manera? Pero solo la muestra antes de ir a la horca. Aparentemente, también manipularon su imagen en los periódicos con tal de lucir más siniestra.
 
- Para Dark Angel, te reuniste con el director de Downton Abbey Brian Percival. ¿Cómo es la experiencia de trabajar con él?
- Brian es un director muy talentoso. Sabía que al trabajar con Brian estaría en buenas manos. Siempre supe que él haría de Dark Angel algo espectacular. Al organizar las fechas y ver su disponibilidad para embarcarse en el proyecto, su esposa fue a un emporio local a comprar plantas. Y cuando fue a plantar una se dio cuenta que la planta se llamaba Dark Angel. Así que lo tomó como una señal. Como les dije anteriormente, es como trabajar con un actor con el que ya has trabajado. Brian hace que todo sea mucho más fácil. Ya tienes la ventaja al conocer y comprender a la otra persona. Todo es más rápido. Tienes fe y confianza en ella por lo cual te lanzas directamente y das todo en una agenda de filmación que siempre es apretada. Brian puede sacar lo mejor de mí y amo su estilo naturalista. La manera en que toma un buen guión y lo transforma en algo incluso mejor. Me emocionaba ver lo que iba a poder lograr con Dark Angel.