Artículos

Johnny Depp: "he hecho cosas terribles en mi vida"

Por El Espectador | 6 Mayo, 2014 - 18:22
  • johnny_depp.png

Uno de los actores más carismáticas y polifacéticos de Hollywood habla sobre su más reciente película, Trascendence.

Johnny Depp es una estrella. Mientras críticos de la industria lo alaban por sus actuaciones y su desempeño en el cine, otros lo hacen por su atractivo y ese buen estilo del humor que lo caracteriza. Es decir, Depp es una estrella.

Aunque creció en Florida, realmente nació en la ciudad Owensboro, de Kentucky, el 9 de junio de 1963. Ni siquiera pensaba en la actuación cuando dejó los estudios, a los 15 años, para dedicarse a la música, en un grupo como The Kids. 

El futuro de actor vino después, gracias a Nicolas Cage (en ese entonces amigo de la primera esposa de Deep, Lori Anne Allison), que le recomendó que siguiera por ese camino, explicándole cómo conseguir un representante. Y no se equivocó.

En su más reciente película, Depp interpreta el personaje del doctor Will Caster, en la película 'Transcendence', un investigador de inteligencia artificial que trata de crear una máquina que pueda combinar toda la inteligencia posible, incluyendo las emociones humanas. Y mientras el experimento más controversial lo lleva a la fama, también se convierte en el blanco de extremistas en contra de los avances tecnológicos que quieren hacer lo imposible por detenerlo. Pero en ese mismo intento por destruirlo, sin querer, consiguen que tenga éxito, cuando la esposa no quiere que muera y con la ayuda de un amigo logran inmortalizar a Will transfiriendo su cerebro a una computadora, al mejor estilo futurista del Dr. Frankenstein.

La idea de tener a Johnny Depp manteniendo una accesible conversación desde la pantalla de una computadora es el sueño de cualquiera de sus admiradores. Y aunque, en cierta forma, ese es el tema de la película 'Trascendence', acá preferimos entrevistarlo personalmente, en el Hotel Four Seasons de Beverly Hills.

- ¿Se puede comparar la imagen que tiene la gente cuando busca fotos o videos suyos por internet, con la película 'Trascendence' y la historia de una persona que realmente puede vivir eternamente como si fuera el corazón de una computadora? 

- Puede ser... yo disfruté bastante desde mi pequeña sala oscura, mientras el resto de la gente estaba del otro lado, sin poder encontrarnos personalmente a veces. Pero esencialmente, creo que esta película trata sobre un hombre al que Dios eligió para que se deje crecer la barba y junte algunos animales, sabiendo que el resto del mundo iba a querer matarlo aunque los animales fueran hacia él, para seguirlo. Perdón, me confundí, esa es la película 'Noah'. Por un momento pensé que había interpretado a Russell Crowe, pero la barba es lo peor, de verdad.

- Su personaje de la película, al contrario, rejuvenece bastante...

- Esa es otra película, 'Benjamin Button', donde yo hice de Brad Pitt.

- Hablando en serio ¿Qué opina de la Inteligencia Artificial? 

- Bueno, aunque yo no tenga tanta inteligencia, la idea me pareció hermosa por la desintegración de un personaje. Ver cómo se transforma de a poco. Y el tema de la Inteligencia Artificial se investigó muchísimo en la producción, con la idea de que el cerebro de una persona se pueda transferir a una computadora llamada PINN, donde después pueda convertirse en lo que él quiera. Por eso es que en la película se lo nota más brillante y parece una versión más joven, que en realidad es la versión que quiere ver su esposa, en vez de la persona que ni siquiera puede abotonarse bien la camisa. 

- El tema de la película, también recuerda un poco la historia de Frankenstein ¿Se inspiró en él para interpretar su personaje? 

- No, aunque ahora que lo pienso hubiera sido una buena idea. Pero no, ni siquiera lo pensé. Igual, gracias, porque dentro de una hora y media lo voy a usar de excusa para las próximas entrevistas. 

- ¿Y desde ese punto de vista, cree que su personaje del Dr. Will Caster es un monstruo? 

- Cuando hicimos la película, trazamos un mapa de todo lo que iba a pasar, para asegurarnos de que íbamos a seguir el orden correcto, especialmente para mi personaje de Will, planteando ciertas dudas, si se vuelve loco o reacciona como cualquiera de nosotros. Bien puedo hacer una analogía con un guardia de seguridad que tres meses antes se ganaba la vida como jardinero y desde el momento que le das un uniforme, se transforma. Yo creo que a la mayoría de nosotros también nos pasaría. El poder cambia a la gente. Y cuando Will está en la computadora, va creciendo al mismo tiempo que la computadora. Pero tampoco sé si las malas personas creen que están haciendo algo malo, cuando lo hacen. Históricamente, todos piensan que tienen una causa bastante decente. Y algunos se equivocaron un poquito (ríe), bastante (más risas) y eran completamente tontos. Pero yo creo que Will está dedicado a su causa y el poder. Si te pones a pensar, esencialmente es como un dios, porque no hay nada más poderoso que él en la tierra. Puede hacer lo que quiera, desde transferir cada centavo del Banco de Inglaterra en una cuenta de Siria o lo que quiera. Para mí, es una especie de Che Guevara, donde a lo mejor va demasiado lejos. 

- ¿En cierta forma, la historia de la película tiene algo de realidad, teniendo en cuenta que usted ya había conocido al director Wally Pfister por un video? 

- Sí, irónicamente había conocido a Wally, por un video de Paul McCartney donde Paul me había pedido que participara. Paul lo estaba dirigiendo y Wally había arreglado una escena donde íbamos a tocar la guitarra juntos y Paul McCartney iba a enseñarnos algunas canciones de The Beatles. Y cuando Wally me llamó para hacer la película, me encantó la idea y su pasión, tenía todas las respuestas. Trabajó sin parar. Llegó como un campeón, con un equipo con el que trabaja y lo apoya desde hace años. Y fue una de las mejores experiencias que tuve con un director. Si me pidiera que haga una película con una lata vacía de Red Bull, lo haría con gusto. 

- Sus actuaciones son famosas por la transformación física de sus personajes y en este caso, aunque hay una verdadera transformación en el personaje, físicamente se ve igual ¿El trabajo se hace más fácil o más difícil, en ese sentido? 

- Para mí, siempre es más difícil exponerme a interpretar algo que sea demasiado cercano a la superficie, algo que se parezca demasiado a mí. Yo siempre trato de esconderme, porque para empezar, no soporto la forma que me veo. No sé. Creo que es importante cambiar, buscando algo interesante para el personaje. Pero todo depende de lo que te pida el guión y la responsabilidad que uno tenga por el personaje. Al menos, en este caso, desde el principio sabía que no iba a tener que teñirme el pelo de rosa ni iba a necesitar una nariz de payaso, como los que me entrevistaron en China. 

- ¿Es otra broma? 

- No, en China me invitaron a un programa donde los conductores tenían un corte de pelo muy extraño y subieron al escenario conmigo cuatro jovencitos chinos con trajes de monjes, con las cabezas afeitadas y yo soy muy tímido. Cuando pasa algo así, suelo salir corriendo. ¡Les habían afeitado la cabeza para formar las letras del título de la película! Pero ir a China fue increíble. La experiencia fue maravillosa. A un nivel cultural la información nueva era constante, siempre había algo nuevo para ver. Fue interesante y diferente. La gente es muy dulce. 

- ¿China es realmente un lugar de película? 

- China es un lugar maravilloso. Me llevaron a un lugar llamado 'Distrito 798', una fábrica abandonada de los tiempos de Mao donde también fabricaban bombas. Pero con el paso del tiempo, de a poco, se fueron mudando artistas que hicieron un trato con el gobierno para alquilar el lugar enorme y lo convirtieron en este distrito donde solo hay artistas y artesanos, gente que hace flautas o esculturas gigantes y pinturas maravillosas. Me abrió los ojos por completo, porque nunca antes había visto una comunidad de artistas, una verdadera colonia con gente que vive y se lleva tan bien.

Más Depp

Después de un debut en cine con la película 'A Nightmare on Elm Street', Johnny Depp se hizo famoso con la serie de televisión '21 Jump Street' (sí, tal cual, la misma que ahora en cine protagoniza Channing Tatum). 

Y el éxito del cine también surgió gracias al director Tim Burton, con la película 'Edward Scissorhands', aunque el personaje de Capitán Jack Sparrow en 'Piratas del Caribe' lo transformó en una superestrella internacional, incluyendo la primera nominación al Oscar.

En el 2005, volvió a ser nominado por la historia detrás del autor de Peter Pan en 'Finding Neverland' y logró una tercera nominación con otra película de Tim Burton, 'Sweeney Todd', pero Johnny Depp nunca ha conseguido el Oscar... por ahora. 

Lo que sí tiene, aunque suene muy extraño, es un anillo de compromiso de mujer. “Era demasiado grande para mi novia (Amber Heard)”, justificó públicamente, contando que en vez de devolverlo o cambiarlo, decidió quedarse con el anillo, para comprarle uno nuevo a su pareja. “Ella tiene el que le va bien”, dijo al mismo tiempo de bromear: “La gente tiene miedo de preguntar ¿Qué hace un hombre grande con el anillo de compromiso de mujer? Simple: porque me queda bien”.

Y mientras planea casarse con la misma actriz que conoció filmando 'The Rum Diary', en la entrevista también habló sobre el lado romántico que muestra en la vida real y el cine.

- ¿Está nervioso por los preparativos de la boda con Amber Heard?

- Nada me pone nervioso.

- En la película 'Transcendence', su personaje es bastante romántico al querer estar presente con su esposa eternamente ¿En su caso hizo algo romántico que haya ido demasiado lejos?

- Se me ocurren muchísimas cosas y podría hablar 45 minutos seguidos. Estaríamos todos implicados y terminaríamos en la cárcel (Risas). Paul Bettany dice que he hecho cosas terribles en mi vida. 

- ¿Y algo más simple que pueda contar, algo que le guste y no le salga bien?

- Las cosas siempre terminan mal, todo el tiempo, especialmente entre la tecnología y yo. No estoy tan familiarizado y soy de la vieja escuela, un poco tonto como para poder descifrar ciertos temas. Pero todo lo que tenga que usar con mis dedos pulgares por cierto período de tiempo, me hace sentir estúpido (riendo) y por eso trato de evitarlo lo más que puedo, para proteger mis dedos, por supuesto. Mis hijos ni siquiera me piden ayuda en computación o matemáticas.

- ¿Ni siquiera buscó alguna vez su nombre en Internet, para ver lo que aparecía?

La única vez que lo hice me arrepentí. Trato de mantenerme alejado de todo lo que tenga que ver conmigo en este mundo.

- La esposa de su personaje en la película solo quiere salvar al hombre que ama ¿Cree que deberíamos hacer cualquier cosa por amor o hay ciertas líneas que no se deberían cruzar?

- Una elección de ese estilo tiene sus ventajas. Pero, es verdad que la tecnología en términos de transferir la conciencia no está demasiado lejos de la realidad, para ser honesto. Puede llegar a pasar, de verdad.

- ¿En su caso, tomaría la misma decisión de transferir a una computador la conciencia de alguien que ama para conservarla eternamente?

- Obviamente, la tecnología va cambiando todos los días radicalmente y si una persona tuviera que vivir esa situación y la tecnología de inteligencia artificial existiera en ese momento, donde solo tenga un segundo para decidir, creo que todos podemos responder esa pregunta para salvar a la persona que amamos.

- ¿Pero realmente lo haría? ¿Se casarías esencialmente con un disco rígido?

- Además, la tecnología se mueve demasiado rápido, todo se vuelve obsoleto demasiado pronto y si realmente pasara lo de la película, yo creo que mi personaje de Will Castor, dentro de 15 años terminaría solo en alguna habitación de Las Vegas, donde la gente lo use como tragamonedas ¿Quién tiene un mini disc o un reproductor de discos laser hoy en día? Todo pasa de moda.

Lo que se viene

- ¿Y en el cine, qué película sigue? ¿Terminó la versión en cine del musical de Broadway 'Into The Woods'?

- Sí, con Rob Marshall. Eso fue genial y también dirigí un documental con Keith Richards.

- ¿Y la película sobre el Mafioso Whitey Bulger?

- Me cuesta llamarlo Whitey, pero sí, voy a hacer una película llamada 'Black Mass', donde interpreto al mafioso James Bulger, James 'Whitey' Bulger. Es un personaje fascinante y no se parece a nada de lo que hice antes. Estoy muy entusiasmado por meterme en ese cuerpo por un tiempo.

La realidad de la ficción detrás de 'Transcendence' 

Detrás de la ficción sobre la idea de transferir el cerebro de una persona a una computadora, en la producción de la película 'Transcendence' estuvo también el verdadero asesoramiento de dos expertos como el Dr. José Carmena de la Universidad de California y el Profesor de Ingeniería Eléctrica y Neurociencia, Dr. Michel Maharbiz.

Y hasta el director Will Pfister se sorprendió al enterarse de que la ficción no está muy lejos de la realidad. "Por supuesto es una película de ciencia ficción" declaró el Dr. Mahabiz "pero muchos de los temas que se discuten en el principio de la película, se están investigando actualmente".

Las escenas de acción donde explota un campo de paneles solares, iba a ser filmado en un verdadero campo solar, hasta que decidieron construir uno especialmente para evitar cualquier accidente (físicamente, solo construyeron 75 paneles, porque el resto fueron agregados digitalmente con una computadora).

Y para darle mayor veracidad a las actuaciones, las partes de la película, donde Johnny Depp aparece en una pantalla, durante el rodaje realmente estaba actuando en vivo, aunque proyectaban la actuación en una pared.

El debate, detrás de la ficción de la historia, la plantea el director Will Pfister. "Imaginate que tu cerebro pueda conectarse con internet, teniendo el acceso a toda información posible, financiera, médica o política. ¿Qué harías con todo ese conocimiento, con todo ese poder? ¿Lo usarías para hacer el bien o para tu propio beneficio? Y la película plantea esas posibilidades, debatiendo la posibilidad de que la gente pueda llegar a enfrentar alguna vez".

En el caso de la ficción, Johnny Depp cuenta que "mi personaje es una buena persona, pero se vuelve demasiado poderoso como para poder detenerlo".

Y más allá de la ficción, el director Pfister asegura que la idea principal de la película, de transferir el cerebro de una persona a una computadora es posible.

De acuerdo con los expertos, la inteligencia artificial que se presenta en 'Transcendence' es posible, te guste o no" asegura él. Y con un actor que el público tanto idolatra, Johnny Depp es también el primero en debatir sobre el tema: "La gente ha luchado guerras por miles de años, para demostrar que 'mi dios es mejor que tu dios', dijo Johnny Depp.

"Y en el siglo 21, creo que es más apropiado ver la forma en que los seres humanos idolatran la tecnología y lo que significa para nuestro futuro. Aunque estés del lado de la tecnología o la ecología, seas pacifista o extremista, la mayoría de la gente tiene opiniones muy formadas, pero la cuestión es saber qué tanto deberíamos depender realmente de las computadoras. Es algo que deberíamos cuestionarnos todos". 

>