Artículos

La importancia de leer cuentos: desarrolla la creatividad y habilidades del lenguaje

Por El Heraldo | 5 Agosto, 2014 - 10:52
  • portrayal-89193_1920.jpg

El acompañamiento de los padres en esta actividad es muy importante, porque los valores se pueden fomentar de esta manera dinámica.

Para muchos padres de familia leerle cuentos a sus hijos puede parecer aburrido o simplemente una actividad extra y divertida. Sin embargo, fuera de esas ideas, la lectura de cuentos a los niños es de suma importancia, ya que desarrollan habilidades de lenguaje, es decir, la capacidad de escuchar y prestar atención.

Además, fomenta el desarrollo creativo y permite a los niños expresar emociones y sentimientos al identificarse con los personajes de la historia y es un excelente recurso para inculcar el amor por la lectura desde los primeros años.

Es por ello que el acompañamiento de los padres en esta actividad es muy importante, porque los valores se pueden fomentar de esta manera dinámica.

Para elegir los cuentos e historias apropiadas hay que considerar la edad del pequeño, igualmente el tipo de material de su elaboración, ya que existen varios tipos: tela, plástico y cartón duro. Luego de eso, los temas recomendables para comenzar la aventura de la lectura pueden ser los animales, la naturaleza y la familia.

También puede seleccionar historias del diario vivir, para que el niño se sienta identificado. El uso de la imaginación es algo que se le puede sacar mucho provecho a los cuentos, ya que el pequeño se incluirá en la historia.

La opinión de la experta

Algunas recomendaciones para leer un cuento son: sentarlos en las rodillas y dejar que se familiaricen con los cuentos, miren y toquen.

Nombre las cosas que se ven en sus páginas o lea si tiene una pequeña historia. Recuerde que un libro de cuentos para ellos es un juguete más.

Establezca un momento fijo para leer y manténgalo como rutina.

Lea el libro antes de contarlo, conocerlo le permitirá narrarlo con tonos variados, intenciones y hasta con gestos.

Lea con amor y paciencia, acepte y sea tolerante si el pequeño lo interrumpe.

Preste atención a los temas que le gustan y le interesan para que se disfrute más esta actividad.

En caso de no tener un cuento, puede elaborar uno con fotografías de la familia, o recortes de revistas para decorarlo, incluso puede involucrar al pequeño en la realización.

>