Artículos

Las costosas adicciones de algunas celebridades

Por Excelsior | 17 Julio, 2014 - 16:54
  • rihanna-loud-frontal.jpg

Diversos famosos han invertido millones de dólares en saciar sus deseos de poseer lo que más les atrae, mira de qué se trata.

Michael Jackson. Era un adicto a las compras, las drogas y las cirugías plásticas. Sólo por poner un ejemplo, en 1996 se gastó US$500 millones en su parque de atracciones en Varsovia. En 2000, gastó US$8 millones anuales para viajes y antigüedades y US$4 millones al año para mantener a su personal del rancho Neverland.

Ralph Lauren. Es fanático de los autos, ha gastado más de US$50 millones en ellos. El experto en moda incluso hizo un documental titulado "Velocidad, estilo y belleza" en 2011. Entre su colección personal cuenta con un Bugatti 57SC Atlántico de 1938, un automóvil impresionante de los que solo hay dos en el mundo, su valor está estimado en US$40 millones.

Scott Storch. El productor de música hip hop, R&B, arreglista, teclista e instrumentista gastó US$20 millones en solo seis meses en su consumo de cocaína. Tuvo su período de adicción más fuerte hace unos años, dejó de dar la manutención de sus hijos e incluso fue arrestado por robo de autos en 2009.

Joan Rivers. La comediante, actriz y presentadora de televisión, es súper adicta a las cirugías plásticas. Ella ha invertido US$3 millones en sus arreglos. Según algunas fuentes, se ha sometido a unos 700 procedimientos cosméticos.

Rihanna. La cantante, actriz y diseñadora de moda barbadense gastó US$1 millón en un año en arreglar su cabello. Constantemente cambia de peinado, de color, de largo, entre otros cambios. Entre noviembre de 2010 y agosto de 2011 cambió su color de cabello 13 veces y pagó cerca de US$23.000 por semana durante ese período.

Celine Dion. La cantante ha gastado US$3 millones en zapatos. Es fanática de los zapatos y tiene una colección de más de mil pares de todos los colores, materiales.

>