Artículos

Las "mujeres fuertes" toman el mando en "Pacific Rim Uprising"

Por Wilma Hernández/ Diario Las Américas | 22 Marzo, 2018 - 07:57
  • 28753251_2108857712694511_3122310528337182720_n.jpg

Adria Arjona, hija del cantautor guatemalteco, habla sobre su rol en esta cinta de ciencia ficción.

La independencia y el ímpetu de la mujer de hoy son retratados en el filme Pacific Rim Uprising, secuela de Pacific Rim que Guillermo del Toro dirigiera hace cinco años, y que el realizador Steven S. DeKnight trae a las salas este 2018.

Si bien Del Toro no estuvo a cargo del rodaje, el aclamado cineasta ganador del Oscar por The Shape of Water (2017) es uno de los productores de la película que cuenta entre sus protagonistas con la actuación de una latina.

Diario Las Américas conversó con la actriz y modelo Adria Arjona, hija del cantautor Ricardo Arjona, sobre su rol en esta historia de ciencia ficción que Universal Pictures materializó.

En la piel de Jules Reyes, Adria da vida a una mecánica que muestra poco interés en el amor y vuelca todo su empeño en su trabajo, que requiere ensuciarse las manos y ser poco delicada, una interpretación que, según indicó, resultó fascinante.

“Es una mujer fuerte, muy trabajadora e independiente, que lidia con motores, se embarra de grasa, no es súper femenina. Y fue muy divertido jugar con eso”, adelantó sobre su papel en el filme en el que comparte cartel con John Boyega (Star Wars: The Force Awakens) y Scott Eastwood (The Fate of the Furious).

“Es una película de mujeres fuertes, ninguna es una niñita buscando el príncipe azul. Creo que muchas mujeres se sentirán identificadas”, agregó.

En el año 2035, tras una década de la batalla original, el Océano Pacífico se volverá a estremecer. Jake Pentecost (Boyega), hijo del héroe que dio la vida por salvar a la humanidad del monstruoso Kaiju, tendrá que probar que posee el mismo coraje que su padre y enfrentar lo que se avecina. Y para luchar contra el enemigo tendrá que reconciliarse con Nathan Lambert (Eastwood) y olvidar ciertas diferencias del pasado.

Pero esta vez los mejores amigos tendrán algo más en común: el amor por Jules, a quien parece no importarle resolver este triángulo amoroso.

“Ella no está pendiente de ellos, no está pensando en que le gusta uno u otro, ni en que tiene que escoger, no entra en ese revolú. Al revés, son ellos quienes están enamorados y pelean por ella, pero para ella su trabajo es más importante”, reveló la actriz nacida en Puerto Rico y formada en México.

Adria estudió actuación durante poco más de dos años en Nueva York, donde tocó puertas en el teatro antes de recurrir al cine y la televisión, y afirma que su afición por la interpretación surgió paulatinamente.

“Me gustaba mucho estar en el escenario, empecé a actuar como hobby, y poco a poco me fui enfermando con este arte. Y me enamoré al punto que no me imagino haciendo nada más”, expresó.

“Me quería quedar en el teatro, pero no me daban muchos papeles. El teatro en Nueva York es muy estricto, casi todos los dramaturgos son americanos, entonces no hay muchas oportunidades para una latina”, añadió.

No obstante, reconoció que tal vez debió haber contado con el representante indicado para insistir en Broadway.

“Creo que no se me dieron las oportunidades porque no tenía un agente dedicado al teatro. El mánager que conseguí estaba más enfocado en el cine y la televisión. Tal vez, si me hubiese quedado un poco más en Nueva York, hubiese trabajado en teatro”, dijo.

A la pregunta de si esa fascinación por el teatro nació luego de acompañar tras bastidores los conciertos de su famoso padre en reiteradas ocasiones, la hija del autor de Señora de las cuatro décadas respondió:

“Cuando veo a mi padre cantar, lo que siento es orgullo, pero no es esa adrenalina propia. Claro que me emociona y me deja feliz ver que lo hace tan bien”.

“El teatro se me hace tan vivo y real. Es una adrenalina que no se puede ni explicar. Hay que vivir en el momento, conectar a otro nivel con el actor enfrente. Si pasa algo, hay que arreglarlo en segundos. Si te equivocas, tienes que seguir, pero también tienes mucha libertad. Cuando se abre el telón, tienes todo el control artístico”, agregó.

Sin Embargo, ha logrado abrirse paso en el cine y la televisión con producciones como Narcos (Netflix), True Detective (HBO) y Emerald City (NBC).

Y del cine la ha enamorado la complicidad que permite entre el director y los actores, sin embargo, su gran pasión son las tablas.

“Siempre quería hacer teatro, desde chiquita me imaginé en el teatro con el público presente, no en la pantalla grande”, manifestó.

Adria se describe “luchadora”, “enfocada” y “de carácter fuerte” igual a su padre, de quien recuerda escuchar los acordes de su guitarra todas las mañanas al despertarla.

“Luchamos por lo que queremos. No aceptamos ‘no’ como respuesta”, expresó la joven de 25 años cuyo talento artístico conquista sutilmente a Hollywood.

Próximamente, Adria Arjona se pondrá bajo la dirección de J.C. Chandor en el rodaje, en Hawaii, de Triple Frontier, junto a Ben Affleck, Oscar Isaac y el chileno Pedro Pascal, entre otros.