Artículos

Los chefs argentinos le declaran la guerra al salmón

Por El Observador | 29 Enero, 2019 - 12:00
  • salmon-2562907_1280.jpg

Narda Lepes, Mauro Colagreco, Germán Martitegui y Fernando Trocca son algunos de los que se oponen al movimiento del gobierno que busca crear nuevas salmoneras en el país.

Mientras el gobierno argentino impulsa un proyecto junto a inversionistas noruegos para instalar salmoneras en el Canal de Beagle (en Tierra del Fuego), reconocidos cocineros de Argentina alzaron su voz en contra de la iniciativa.

 

Embanderados bajo el hashtag #NoAlaSalmonicultura importantes referentes de la gastronomía como Fernando Trocca, Narda Lepes, Germán Martitegui y Mauro Colagreco (el primer argentino en conseguir que su restaurante tenga tres estrellas Michelin) publicaron en sus redes sociales el mismo mensaje. El arranque dice lo siguiente: “Necesitamos que leas esto”.

“Hace un año se firmó un convenio entre el gobierno nacional, el gobierno de Tierra del Fuego y Noruega, para impulsar el desarrollo de la salmonicultura en Canal Beagle”, comienza el texto. Y luego explica: "La salmonicultura es una rama de la agricultura enfocada en la producción intensiva de salmónidos. La técnica de utilizar jaulas flotantes en el mar se originó en Noruega a finales de 1960 y es la que se importa a los países menos desarrollados. El salmón que consumimos en Argentina proviene de la salmonicultura. Es importante que sepan esto para que podamos explicarles qué es realmente lo que están comiendo".

En el texto –que fue compartido por varios cocineros más– se explican los riesgos que supone esta práctica: “El costo ambiental, social y económico de la producción salmonera tiene consecuencias devastadoras e irreversibles”.

para ejemplificar los daños que podría causar la salmonicultura, el comunicado cita el caso de Chile. El país se posicionó, en 20 años, como el segundo productor de salmón del mundo –según un informe de La Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente–. Una de las experiencias negativas que experimentó Chile tras la producción de salmón fue la aparición del virus de anemia infecciosa del salmón (ISA).

"Les iremos contando cuáles son las consecuencias de la salmonicultura y qué significa cada vez que nos mandamos un sashimi a la boca", dicen los cocineros a través de su publicación.

>