Artículos

Los tres pasos para cuidar el corazón

Por El Espectador | 4 Octubre, 2019 - 16:00
  • pixnio-341837-1100x733.jpeg

Una de las claves es mantener un buen sueño, intentando mantener las ocho horas recomendadas diarias

Según la OMS, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y afirma que la mayoría de estas pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo que están ligados a los hábitos de vida tales como el tabaquismo, las dietas abundantes en sal, grasas, harinas, la obesidad o el consumo de alcohol.

Sin embargo, para el Dr, Francisco López Jiménez experto de Mayo Clinic, mejorar la salud cardiaca no requiere hacer cambios extraordinarios. Incluso los pasos pequeños y sencillos pueden tener efectos asombrosos.

Uno de los factores que más disminuye el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es pasar de tener un estilo de vida sedentario a estar activo, incluso una hora a la semana. Por supuesto, cuanta más actividad hagas, mejor te sentirás. Pero solo una hora de actividad a lo largo de la semana hace la diferencia.

Los profesionales de la salud de Mayo Clinic desarrollaron el “Plan de Mayo Clinic para el Corazón Saludable” el cual se encuentra completo en el libro Plan para un corazón saludable de por vida (Mayo Clinic Healthy Heart for Life!). Uno de los mensajes claves para resaltar es que incluso los cambios pequeños pueden hacer una gran diferencia.

El Dr, López Jiménez explica algunos de los pasos para comenzar, que incluye el libro y que describe un plan rápido de dos semanas para tener un corazón saludable "Comer 5, Moverse 10, Dormir 8":

1. Comer 5. Se trata de comer cinco porciones de frutas y vegetales por día para reforzar la salud del corazón. Comienza en el desayuno incluyendo al menos una porción de frutas o vegetales y así con todas las comidas y entre comidas. Haz un esfuerzo consciente para incluir estos alimentos siempre y no te preocupes mucho por los alimentos que no debes comer; solo concéntrate en comer cinco porciones o más de frutas y vegetales por día.

2. Moverse 10. Agregar al menos 10 minutos de actividad física de intensidad moderada a tu rutina diaria ayudarán a mantener tu corazón sano. Las recomendaciones médicas dicen que hay que hacer actividad física durante 30 minutos o más por día, pero, en resumen, incluso 10 minutos hacen la diferencia.

De hecho, estudios comprobaron que con 60 a 90 minutos de actividad física por semana se puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca hasta un 50 por ciento. Eso es un gran beneficio para un compromiso pequeño de tu parte. No tiene que ser complicado; por ejemplo, sube por las escaleras, sal a caminar, simplemente muévete. A medida que te vuelves más activo, puedes intentar incrementar la cantidad de actividad por día.

3. Dormir 8. La calidad del sueño es importante para el corazón. Puede ser difícil hacerte tiempo para dormir bien, pero es muy importante. Durante dos semanas, trata de tener ocho horas de sueño de buena calidad. Sí, las necesidades de sueño de cada persona varían ligeramente, pero ocho es un número ideal.

>