Artículos

Menos humo, más vacaciones: así luchan en Japón contra el tabaquismo

Por El Espectador | 14 Noviembre, 2017 - 09:34
  • smoking.jpg

Con curioso premio, la compañía Piala Inc. se plegó a la campaña gubernamental para prohibir el consumo de cigarrillo en lugares públicos.

Takao Asuka se enteró por una queja de sus empleados. Los no fumadores de la compañía de marketing japonesa Piala Inc. cumplían con el mismo horario laboral que los fumadores, con una excepción, los amantes al cigarrillo se escapaban de sus puestos y no trabajan el mismo número de horas al final del día.

Como la compañía está ubicada en el piso 29 de un rascacielos de Tokio, los empleados debían bajar hasta el sótano del edificio para fumar. Ese viaje les robaba alrededor de 15 minutos para realizar sus quehaceres, sin contar con las veces que lo hacían. Para ese entonces, casi el 35 % de los empleados eran fumadores activos.

Asuka y su equipo tomaron una determinación. En vez de imponer multas o algún método coercitivo, la empresa anunció que los empleados que no fumaran serían recompensados con hasta seis días extras de vacaciones al año. Desde eso, cuatro consumidores de cigarrillo lo han abandonado.

La estrategia se llevó algo de éxito en un país donde cerca del 20 % de sus habitantes son fumadores regulares. Esa tasa de consumo le ha dado a Japón uno de los índices más altos del mundo según las cifras del Ministerio de Salud del gobierno asiático.

Por esto, las autoridades buscan frenar el consumo y uno de sus retos más próximos es el año 2020, fecha en que están dispuestos los Juegos Olímpicos de Tokio. Para ese año estará prohibido fumar en espacios públicos, espera el gobierno japonés.

Otros países han seguido sus pasos, como es el caso de Estados Unidos, donde algunas empresas han optado por cobrarle a los trabajadores que fuman un monto mayor de dinero para robustecer sus seguros de vida.

En Colombia, donde la prevalencia de los jóvenes de consumir tabaco es de 9.78 %, se estudia una nueva estrategia para bajar su consumo. Cubrir las dos caras de las cajetillas de cigarrillo con fotografías impactantes. Porque según una investigación del Ministerio de Salud y la Universidad Nacional esta medida, que ahora se aplica solo en una cara del producto, ha tenido cierta efectividad en los últimos años.