Artículos

¿No se te da el baile? Entonces prueba con este instructor robot

Por El Espectador | 13 Julio, 2017 - 11:39
  • argentine-tango-2079964_1280.jpg

Un grupo de ingenieros presentaron el modelo que promete convertirse en el mejor maestro para principiantes.

Para un aprendiz de baile una barrera es la vergüenza. Del lado del instructor, el reto es la paciencia. Un robot que enseñe los pasos básicos y se adapte a cada aspirante es la solución en la que desde hace un tiempo trabaja un grupo de japoneses junto al ingeniero colombiano Diego Felipe Paez Granados en la Universidad Tohoku en Japón.

El robot, presentado en la Conferencia Internacional de Robótica y Automatización que tuvo lugar en Singapur entre el 29 de mayo y el 3 de junio, mide 1.8 metros. Tiene ruedas. Sensores de fuerza. Y también un sistema que evalúa los movimientos del aprendiz para adaptarse a su nivel de destreza. Esta última es la principal novedad frente a otros robots diseñados para bailar.

En un artículo publicado en febrero de este año, Paez y  sus colegas japoneses Breno  Yamamoto, Hiroko Kamide, Jun Kinugawa y Kazuhiro Kosuge ya habían revelado los principios bajo los que opera su robot. “Al medir el rendimiento, se ha diseñado un sistema de puntuación utilizando el concepto de enseñanza progresiva. El sistema ajusta la dificultad según el número de prácticas del usuario y el historial de rendimiento. Utilizando el método propuesto y un controlador constante de referencia, los experimentos comparativos han demostrado que el aprendiz presenta un mejor desempeño en la etapa inicial de aprendizaje de habilidades”, explicaron.

En un blog personal, el ingeniero colombiano explicó además que el trabajo que llevan a cabo también consiste en “entender el lado humano de la interacción”. Es por esto que también han evaluado la percepción de los voluntarios que han aceptado tomar clases con el robot. La mayoría de los que han interactuado con el robot reconocen haber mejorado sus habilidades de baile. Paez estudió ingeniería mecatrónica en la Universidad de Pamplona (Norte de Santander), completó una maestría en bioingeniería y robótica en la U. de Tohoku y ahora es estudiante de doctorado en la misma institución.

El robot está diseñado para reducir gradualmente la fuerza que usa para conducir los movimientos de los alumnos. De ese modo permite que se vuelven menos dependientes de su guía.

"Hay habilidades especiales y deportes donde los entrenadores no siempre están tan abiertos a todos", comentó Paez a la revista New Scientist, una de las publicaciones que reseñó su trabajo "si usted tiene este sistema que es lo suficientemente bueno para enseñar, así como un profesional, entonces podría tener un enorme mercado".