Artículos

Pellegrini, el primer DT latinoamericano en ganar la Premier League

Por EFE | 11 Mayo, 2014 - 19:02
  • elpelle.jpeg

Con Pellegrini como DT, el City luchó hasta la última jornada para imponerse como ganador y dar la razón a quienes lo veían como favorito. "El ingeniero" Pellegrini devuelve al City el trofeo que levantó por última vez en 2012 y que perdió el año pasado ante su eterno rival, el Manchester United.

El chileno Manuel Pellegrini terminó hoy con su seguía de títulos en Europa al llevar al Manchester City a proclamarse ganador de la Premier inglesa, la primera liga que conquista el técnico a este lado del Atlántico. "El ingeniero" Pellegrini ha devuelto al City el trofeo que levantó por última vez en 2012 y perdió el año pasado ante su eterno rival, el Manchester United, y celebra hoy victorioso su primera temporada en el fútbol inglés.

Un despliegue de la mejor medicina del chileno, lo que él llama "fútbol atractivo" a base de goles, sirvió para acabar hoy con el West Ham en casa (2-0) e imponerse al Liverpool, segundo en la tabla con 84 puntos, 2 menos que el City. A Pellegrini le bastaba un empate para ganar la Premier porque supera en goles al Liverpool, pero puso el broche final a su gran temporada en el City con una victoria en el Etihad y acabó con el sueño de los "reds", que aspiraban a llevarse el título después de 24 años.

Nacido en 1953 en Santiago de Chile, Manuel Pellegrini desembarcó en Inglaterra en junio para sustituir en el banquillo del Manchester City al italiano Roberto Mancini, quien ganó la liga en su primer año (2011-2012) pero fue destituido en mayo de 2013, tras una derrota bochornosa en la final de la Copa de Inglaterra (FA Cup) contra el modesto Wigan del español Roberto Martínez (0-1).

El chileno ha sabido aprovechar desde su llegada la calidad técnica del español David Silva y del marfileño Yaya Touré en su centro del campo para diseñar un equipo pensado para dominar el balón y llevar la iniciativa en los partidos, liderados en el ataque por el argentino Sergio "Kun" Agüero. Nueve temporadas en España -al frente del Villarreal, el Real Madrid y el Málaga- eran su carta de presentación en la Premier, si bien no había conseguido títulos que abrillantaran su trayectoria.

Pellegrini, sin embargo, supo llevar al Villarreal a las semifinales de la Liga de Campeones en la temporada 2005-2006, el mayor logro internacional de ese club de Castellón, y dos años después lo alzó al segundo puesto de la liga española, detrás del Real Madrid y delante del Barcelona. Esa posición le permitió clasificarse directamente para la Champions de 2008-2009, en la que llegó a cuartos de final. El chileno fichó por el Real Madrid en ese año por una única temporada en la que registraría resultados pobres.

Los blancos quedaron segundos en la Liga tras el Barcelona, fueron eliminados de la Liga de Campeones por el Olympique de Lyon y también de la Copa del Rey, en la que cayeron (4-1) ante el Alcorcón, que entonces militaba en la Segunda División B. Ese partido le costó muchas críticas a Pellegrini, quien cambió el equipo del Santiago Bernabeu por el Málaga, al que salvó del descenso en la primera temporada y con el que llegó a cuartos de la Liga de Campeones en la última (2012-2013).

Finalizada su etapa española, el entrenador chileno tomó un vuelo con destino Reino Unido y aterrizó en Manchester "convencido de poder realizar una aportación significativa" al club, al que casi un año después ha dado un nuevo título para sus vitrinas. Han pasado doce años desde la última vez en que Pellegrini ganó un torneo nacional, el argentino, de la mano del club San Lorenzo, con el que también conquistó la Copa Mercosur.

Su estilo de juego ha viajado con él a lo largo de los años hasta llegar al Manchester City, un equipo que define como "atractivo", que "marca muchos goles" y siempre piensa en "marcar más". Con Pellegrini en el banquillo, el City ha luchado hasta la última jornada, apeado del primer puesto a lo largo de gran parte del torneo, y finalmente ha conseguido imponerse como ganador y dar la razón a quienes lo veían como favorito.

>