Artículos

¿Qué hará Netflix con la película inconclusa más famosa de Hollywood?

Por El Economista.com.mx | 30 Marzo, 2017 - 11:41
  • citizen-kane-orson-welles.jpg

Cinta que Orson Welles comenzó a rodar en 1970 ha sido objeto de varios libros y múltiples batallas legales por sus derechos.

Netflix anunció que ha adquirido los derechos de The Other Side of the Wind, la película sin terminar de Orson Welles, informó el sitio web The A.V. Club.
 
“La promesa de poder traer al mundo esta obra inacabada de Welles con su verdadera intención artística intacta es un orgullo para mí y para Netflix”, dijo Ted Sarandos, jefe de Contenido de Netflix.
 
Welles, el aclamado director detrás de Citizen Kane y Touch of Evil, dejó varios proyectos incompletos cuando murió de un ataque al corazón en 1985. Quizás el más famoso de éstos fue The Other Side of the Wind, una película que comenzó a rodar en 1970 y fue mencionada en su obituario de The New York Times como un “proyecto importante” que “sigue sin terminar”.
 
No sólo la película ha sido objeto de varios libros, sino que ha estado durante mucho tiempo en el centro de batallas legales entre sus titulares de derechos, que incluyó la hija de Welles, Beatrice, y Mehdi­ Bushehri, el cuñado del exmonarca de Irán.
 
Mientras tanto, 1,083 rollos de negativos recolectaban el polvo en un almacén de París, informó The New York Times en el 2014.
 
Ese mismo año, Royal Road Entertainment­ anunció que llegó a un acuerdo para comprar los derechos de la película, que planeó completar y proyectar el 6 de mayo del 2015, durante el centenario del nacimiento de Welles.
 
El equipo de producción integrado por Frank Marshall, uno de los productores de la película, Filip Jan Rymsza y Peter Bogdanovich, que actuó en la película, terminarían la película usando las notas de Welles.
 
“Me sentí aliviado al ver que estaba en tan buenas condiciones - no había moho ni degradación y los materiales estaban en sus cajas originales”, dijo Rymsza dijo al periódico sobre los carretes.
 
 
En ese momento, Rymsza dijo que la compra fue respaldada por un inversionista privado, a quien no nombró. Esa financiación, como informó Slate, se redujo. Una campaña de Indiegogo para recaudadr los 2 millones de dólares requeridos para terminar la película sólo levantó 406,605 dólares, y Royal Road Entertainment se quedó en silencio hasta el anuncio del martes. No está claro qué pasó con ese dinero.
 
Tampoco está claro cuándo la película será terminada y lanzada al público.
 
“Esa es la belleza de Netflix”, dijo Rymsza a The New York Times. “Ahora nos podemos tomar nuestro tiempo”.
 
Welles trabajó en la película durante 15 años, esperando que sirviera como su triunfal regreso en Hollywood.
 
Su última cinta original, de larga duración que dirigió fue F for Fake a mediados de los años 70.
 
Existen innumerables razones por las que la película no se completó en primer lugar, lo más probable fue que la visión de Welles cambió constantemente.
 
La película, que cuenta con Susan Strasberg, Lilli Palmer, Dennis Hopper y Bogdanovich, es sobre un director llamado Jake Hannaford (interpretado por John Huston) que regresa a Hollywood desde Europa para trabajar en su película de regreso (también) titulada The Other Side of The Wind.
 
Pero uno de los borradores originales del guión, por ejemplo, se refería a “un novelista americano de mediana edad, viril, que vivía en España y que había perdido sus poderes creativos y se había obsesionado con un joven torero”, inspirado en una pelea de 1937 y posterior amistad que compartió con Ernest Hemingway, según un fragmento adaptado en Vanity Fair del libro de Josh Karp sobre la película.
 
Después de quemar varios guiones —suficientes para llenar una “novela de tres volúmenes”— y revisarlos todas las noches, Welles en 1966 dijo: “Vamos a rodar sin un guión”. Aunque Welles esperaba hacer dos películas distintas —la historia principal sobre Hannaford entrecortada con escenas de la película de Hannaford— planeó rodar a todo el proyecto en ocho semanas.
 
 
Eso pronto se convirtió en seis años de filmación, mucho tiempo antes de tener a un actor que interpretara Hannaford, el personaje principal.
 
La filmación a menudo comenzaría y se detendría, ya que Welles agotaría su presupuesto y luego trabajaría en otros proyectos para ganar dinero suficiente para continuar.
 
Para complicar las cosas, cuatro años después de iniciar el rodaje “casi nadie parecía entender la trama más allá de su propio papel”, escribió Karp.
 
“Cada escena parecía existir principalmente en la cabeza de Orson, e incluso había días en que Welles parecía estar confundido por lo que estaba filmando y por qué lo estaba filmando”. Su película parecía reflejar su vida (después de todo, el director ficticio en ella está creando una película que lleva el mismo título que Welles), pero Welles insistió por mucho tiempo que no era autobiográfico.
 
Entonces, reportó Karp, un día le dijo a Huston: “Es una película sobre un director bastardo (...) Es acerca de nosotros, John. Es una película sobre nosotros”.
 
En 1976, Welles había terminado el rodaje principal, pero no pudo recaudar dinero para terminar de editar el pietaje en bruto.
 
Además, las preguntas de los patrocinadores de la película eran complicadas. Bushehri “tomó el control de los negativos en Francia, por lo que permanecieron en el almacén suburbano de París”, informó The New York Times.
 
Como Karp escribió, “Orson pasó el resto de su vida luchando por el control de la película y buscando el dinero para completarla”.
 
Ahora, un servicio de streaming que era casi inimaginable durante la vida del director está ofreciendo el dinero.