Artículos

Robert Plant, el "Dios Dorado" que revolucionó el rock con Led Zeppelin, cumple 70 años

Por DW / LifeStyle | 21 Agosto, 2018 - 10:49
  • 45104309_403.jpg

"Canto mejor que nunca, mi voz ha madurado, mi música también... Todavía tengo muchas canciones en mí", declaró el cantante, quien cumple una gira por varios países con su álbum actual Carry Fire, que ha sido bien recibido por la crítica y los fans.

¿Qué hace un cantante de rock con 70? Si tomamos el ejemplo de Robert Plant, seguir de gira, naturalmente. Su álbum actual, Carry Fire, ha sido bien recibido por la crítica y los fans, por lo que Plant decidió agregar algunos conciertos más en su gira por Estados Unidos. En octubre, después de su paso por Norteamérica, visitará Cardiff, Londres y Dublín. Bajar el ritmo "está fuera de discusión", dijo el cantante al diario alemán Der Spiegel en 2017. "Canto mejor que nunca, mi voz ha madurado, mi música también... Todavía tengo muchas canciones en mí".

Hace medio siglo, Robert Plant revolucionó el mundo de la música como cantante y compositor principal de una de las mejores bandas de todos los tiempos: Led Zeppelin. Canciones como "Whole Lotta Love", "Stairway to Heaven" y "Kashmir" rompieron todas las convenciones y revolucionaron el mundo del rock. Al igual que Plant, el guitarrista Jimmy Page, el bajista y tecladista John Paul Jones y el baterista John Bonham se consagraron como leyendas en sus propios instrumentos.

Con su voz áspera y blusera, y su melena rizada, Plant llegó a ser conocido como "The Golden God" ("El Dios Dorado"). Generaciones de bandas como Guns N 'Roses, Nirvana y Metallica tomaron y siguieron a Plant y su banda como un modelo a seguir. Led Zeppelin llenó las salas más grandes, las giras se agotaron y sus álbumes fueron galardonados innumerables veces con platino.

Golpe del destino. A pesar del gran éxito, Led Zeppelin decidió separarse en 1980. En ese momento, el baterista John Bonham murió como resultado de su consumo de alcohol, lo que hizo imposible que los otros miembros de la banda continuaran juntos, así como afirmaron ellos mismos en un comunicado. Solo tres años antes, Robert Plant había considerado seriamente renunciar a su estatus de estrella de rock y, en su lugar, convertirse en profesor en una escuela Waldorf. La muerte de su hijo de cinco años, Zarac, quien murió en 1977 de una infección viral mientras Led Zeppelin recorría Estados Unidos, lo había afectado profundamente.

"Cuando perdí a mi hijo, realmente no quería seguir", afirmó una vez, en retrospectiva, a la revista de música Q. No obstante, lo convencieron de continuar después de que se había tomado un descanso con la banda. Finalmente, la muerte de Bonham, su mejor mejor amigo dentro de la banda, fue el detonante que separaría a la mítica banda.

Blues y bluegrass. Desde entonces, el cantante responde a la pregunta sobre una gira de reunión con un contundente no. Musicalmente, la obra de Plant posterior a Zeppelin, que ahora incluye 16 álbumes, y también dos discos con Jimmy Page, aún recuerda al sonido original de la banda. El blues, el Folk, el rock: todo siguió siendo parte de su personalidad y de sus canciones. Particularmente exitosa fue la colaboración con la cantante de bluegrass Alison Krauss. El álbum conjunto Raising Sand ganó cinco premios Grammy en 2009.

El "espectáculo final". En 2007, los miembros restantes de la banda decidieron volver a tocar juntos en honor al fallecido fundador de Atlantic Records y codescubridor de la banda, Ahmet Ertegün. 20 millones de personas alrededor del mundo trataron de obtener un boleto para el gran concierto de reencuentro en el London O2 Arena. Finalmente, solo 20.000 personas lograron obtener la preciada entrada. Los tres músicos, todavía en la cima de sus habilidades, tocaron con el apoyo del hijo de John Bonham, Jason, en la batería. Una gira posterior hubiera sido obvia y ciertamente extremadamente lucrativa. Page había afirmado una y otra vez que él estaría dispuesto a hacerla. No obstante, Robert Plant se rehusó a que la banda volviera a tocar. "No haremos una gira, solo una noche, solo este último espectáculo para conmemorar el fin de un mundo que murió con Ahmet Ertegün", afirmó.

Los fuertes golpes del destino parecen haber hecho a Plant inmune a las tentaciones de volver a tocar con la agrupación. Las drogas han sido tabú desde entonces. El cantante ha regresado a sus raíces, cerca de la ciudad de clase trabajadora de Birmingham. "Hoy vivo con mi familia en el mismo entorno en el que crecí, en Black Country. Aquí no me siento como una estrella, y estoy agradecido por eso", explicó a Der Spiegel en 2017.

Así, Plant gira ahora principalmente a través de salas más pequeñas, junto con su actual banda "The Sensational Space Shifters". "Mi tiempo debe estar lleno de alegría y esfuerzo, humor, fuerza y completa satisfacción. Esto no lo consigo con Led Zeppelin. En cambio, eso es lo que estoy haciendo ahora, con esta banda, con esta gira", dijo recientemente Plant a la revista Esquire. Las entradas para esta gira todavía están disponibles a partir de los 33 dólares. Una verdadera ganga para ir a ver a un "Dios Dorado".