Artículos

Santiago, La Banda y Río Hondo, los imperdibles para disfrutar del receso invernal en Argentina

Por LifeStyle.com / Télam | 14 Julio, 2014 - 18:24
  • santiagodelestero.jpg

Se trata de ciudades que no sólo invitan a incursionar en la historia, la mí­stica y la religión: también ofrecen golf, casinos, pesca y atractivos complejos termales.

Situada a 1.070 kilómetros de Buenos Aires, Santiago del Estero se alza en el centro norte como la ciudad más antigua de Argentina que aún se mantiene en pie: fue fundada el 23 de diciembre de 1553.

Durante los siglos XVI y XVII fue centro de la conquista española y de ella surgieron las expediciones que fundaron seis ciudades: San Miguel de Tucumán (1565), Córdoba (1573), Salta (1582), La Rioja (1591), San Salvador de Jujuy (1593) y Catamarca (1683); lo que explica por qué fue declarada oficialmente por ley, "Ciudad Madre de Ciudades y Cuna del Folclore".

Precisamente, por ser la más antigua y lí­der en la tarea evangelizadora, Felipe II la designó receptora en el Nuevo Mundo del Santo Sudario, que comparte con el de Turí­n y el de la catedral francesa de Chamberry posee la peculiaridad de tener en sus pliegues las marcas del cuerpo de Cristo, tal como fue sepultado al ser bajado de la cruz.

La Sábana Santa, como la llaman en Santiago, fue resguardada por los jesuitas hasta su expulsión de América en el siglo XVIII, y hoy, puesta entre dos vidrios, puede contemplársela en el Convento de Santo Domingo, a cinco cuadras de la plaza principal.

El lienzo comparte capilla con otras reliquias muy estimadas por la comunidad local, como el Amo Jesús, un Cristo tallado por los indí­genas en madera, que durante Semana Santa sale en procesión y que es aun más popular que la Sábana Santa.

Otra visita ineludible es ir a la  Basí­lica Menor, frente a la plaza, ya que es la primera catedral erigida en Argentina -data de la segunda mitad del siglo XVI-; de etilo neoclásico, con columnas y capiteles corintios, en su interior conserva importantes reliquias religiosas, razón por la cual ha sido declarada Monumento Histórico Nacional.

Santiago del Estero también posee el Museo Arqueológico Regional, considerado el más valioso en su especialidad en Argentina; el Parque Aguirre, importante pulmón verde junto al rí­o, utilizado como centro de recreación, que reúne en su predio las instalaciones del balneario municipal y un zoológico-vivero; y la  Costanera del Rí­o Dulce, con una fascinante vista panorámica que incluye los tres puentes que la unen con La Banda.

Importantes instalaciones, áreas  acondicionadas para el acampe,  el polideportivo municipal, el Club Hí­pico, el Club de Caza y Pesca y el Golf Club Santiago del Estero, se diseminan a lo largo de la ribera sumando al atractivo numerosas opciones recreativas.

La ciudad de La Banda se encuentra en la margen izquierda del rí­o Dulce, a sólo 4 kms de la capital; paisají­stica y costera, pone ante los ojos del turista postales dibujadas por vegetación y hermosas playas.

La cultura y las artes también encuentran en ella su lugar: importantes celebraciones folklóricas como el Festival de la Salamanca, cada mes de febrero, y el Mes de La Banda, festejado en septiembre, son clara muestra de esto.

Un poco más allá, a sólo 70 kms de la capital santiagueña, se encuentra Rí­o Hondo, reconocida como la ciudad termal más importante de Sudamérica, que posee una amplia variedad de aguas mineromedicinales y cuenta con un centro médico de orientación  puesto a disposición del turista para su correcto asesoramiento.

En sus complejos el visitante puede someterse a diversas terapias que, además, se complementan con actividades recreativas múltiples y destinadas a todas las edades: caminatas, cabalgatas, trekking, práctica de deportes y disciplinas náuticas.

Rí­o Hondo, principal centro turí­stico de la provincia de Santiago del Estero, ofrece sin lí­mites temporales un complejo itinerario que excede con mucho las bondades de sus aguas termales.

Circuitos culturales con museos, tradición, folclore, artesaní­as, festivales; vida al aire libre en las más de 2.000 parcelas de campings; pesca en el Dique El Frontal; degustación de  platos autóctonos, se cuentan entre las opciones.

Una movida nocturna a la altura de las grandes urbes turí­sticas, con cines, teatros, pubs, boliches y el casino más grande del norte argentino, completan la cartelera de este lugar de excelencia.

>