Artículos

Sepa por qué una dieta a base de vegetales y frutas alarga la vida

Por LifeStyle/ VidaySalud.com | 25 Abril, 2016 - 15:35
  • frutasverduras1111.jpg

La gran variedad de este tipo de alimentos ofrecen a las personas una riquísima fuente de vitaminas, antioxidantes, fibras, minerales y otros nutrientes.

 
 
Un grupo de investigadores de la Universidad de Loma Linda, en California, Estados Unidos, concluye que –analizando los datos de más de 73.000 personas, recolectados entre los años 2002 y 2007 en Estados Unidos y Canadá- las dietas a base de vegetales se asocian con una reducción en el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como hipertensión, síndrome metabólico, diabetes y enfermedad del corazón, lo que puede disminuir el riesgo de muerte.
 
Con un promedio de edad de 58 años y con casi dos tercios de mujeres, los casos indican que se analizaron todas las variedades posibles de una dieta a base de vegetales: vegano o vegetariano estricto (evitan todos los productos de origen animal); lacto-ovo-vegetariano (comen huevos y lácteos pero evitan el pescado y las carnes); pesco-vegetariano (consumen pescados pero no carnes) y semi-vegetariano (comen carne o pescado, pero no más de una vez por semana).
 
 
Y es que la naturaleza hizo un trabajo bien pensado. La gran variedad de frutas y verduras disponibles ofrecen a las personas una riquísima fuente de vitaminas, antioxidantes, fibras, minerales y otros nutrientes, que el cuerpo requiere para desarrollarse correctamente.
 
Por ello es que una dieta rica en ellas implica un intenso aporte a la salud.
 
- Fibra. Es buena para el corazón y ayuda a regular los intestinos. Se puede encontrar en guisantes, arvejas o chícharos; frijoles habichuelas o porotos; garbanzos; lentejas; granos de soja o soya, las alcachofas, las manzanas, las peras y los arándanos o moras azules.
 
- Potasio. Ayuda a mantener la presión arterial a raya. Es posible hallarlos en la batata o camote, el tomate, las patatas, los frijoles blancos, los vegetales verdes cocidos y los jugos de zanahoria y ciruela.
 
- Vitamina A. Ayuda a mantener a la piel y a los ojos sanos y a protegerte contra las infecciones. Se encuentran en la batata o camote, el zapallo o calabaza, las zanahorias, la espinaca y otros vegetales verdes (como mostaza, nabos, coles o repollo o acelga), también en el melón de cantalupo y los pimientos rojos.
 
- Vitamina C. Ayuda a que las heridas sanen y mantiene a las encías y a los dientes sanos. Se hallan en pimientos rojos y verdes, kiwi, frutillas o fresas, batata o camote, coles o repollo, brócoli, repollos de Bruselas o coles de Bruselas, coliflor, melón de cantalupo, ananá o piña, naranjas, mangos y jugo de tomate.
 
 
Por todo ello, vegetales y futas se repiten en más de una categoría, y es que estos alimentos contienen distintas propiedades que pueden fomentar una buena salud.
 
Si a una alimentación rica en frutas y verduras se suma una rutina de ejercicios, las posibilidades de salud exitosa se profundizan. Un reciente estudio hecho en California señala que quienes siguen ese tipo de dietas también llevan adelante hábitos más saludables, como no fumar, practicar alguna actividad física de manera regular y ser más delgados.
 
>