Artículos

Siete comportamientos frecuentes de un infiel

Por Cromos/ El Espectador | 22 Agosto, 2016 - 08:56
  • lovers-1468523_1280.jpg

Detecta estas alertas y descubre si estás en una relación con alguien que podría engañarte. ¡No lo vas a creer!

Una personalidad egocéntrica, no despegarse jamás de su móvil o la insistencia en la crítica pueden ser señales que delaten una traición en la pareja:
 
Coquetea con todo el mundo: es un patrón que se repite en los hombres infieles. Sonríe, es charlatán, le habla a tu amiga, a tu prima, a tu hermana y hasta a tu jefe con doble intención.
 
Es egocéntrico: estos hombres ven a las mujeres como objetos. No tienen nada de empatía. Si intentas cambiarlo con seguridad entrarás en conflicto con él y de ese conflicto no saldrás bien librada, primero porque él no va a cambiar y segundo porque te habrás dado cuenta que perdiste tu tiempo.
 
La falta de memoria se convierte en un hábito: si confunde fechas de cumpleaños, olvida lo que te gusta, te compra cosas que no son de tu agrado, la alerta roja debe encenderse inmediatamente. Algo está fuera de control y ambos lo saben.
 
Cambios en la forma de tratarte: si de un tiempo para acá notas que ya no es tan cariñoso como antes, que ha perdido interés, que ya no le importa si se ven frecuentemente y además sus besos ya no te saben igual, con seguridad estás involucrada en un triángulo amoroso.
 
Permanece con el celular en la mano: es una de las alertas más importantes. Si está pendiente si el celular le vibra, le suena; si está contigo y mira cada rato si le escriben, lo llaman o por el contrario se aleja a contestar y te oculta cosas, con seguridad no eres su centro de atención.
 
No respeta a su madre: si has presenciado episodios en los cuales tu pareja se refiere a su madre de forma grosera, es altanero, utiliza vocabulario que no es acorde a la relación que debería tener con su ella, es hora de hacer un alto en el camino y pensar si eso es lo que quieres para tu vida, porque si lo hace con ella es muy factible que pase por encima tuyo y te vulnere cada vez que quiera.
 
Es criticón: tú más que nadie conoces a tu pareja. Si de un tiempo para acá está más preocupado en la forma como comes, como te vistes, como te expresas y sientes cierto "fastidio" cuando se dirige a tí, es un patrón clave para darse cuenta que sun interéses cambiaron y que ya no estás a su altura. Es muy probable (y podrás notarlo en el ambiente) que su mirada cambió totalmente y que ya no le brillan los ojos como antes.
>