Artículos

Taittinger producirá la champagne oficial de la Copa Mundial de la FIFA 2014

Por El Observador | 16 Junio, 2014 - 16:43
  • champagne.jpg

La casa francesa, una de las más antiguas en la historia de la región de Champagne, fue seleccionada para producir el vino espumante oficial. En especial se servirá el Brut Reserve Collector 2014, FIFA World Cup TM.

Por primera vez una casa de champagne se vincula a un Mundial de fútbol. Se trata de Maison Taittinger. Esta tradicional casa francesa y FIFA sellaron una alianza y los invitados de las áreas VIP y la más exclusiva VVIP, podrán beber sus espumosos durante los partidos del certamen.

En especial se servirá el Brut Reserve Collector 2014, FIFA World Cup TM. “Al participar en esta Copa combinamos la excelencia de un deporte, la excelencia de los balones y las de las burbujas. La ambición de nuestra casa es brillar al más alto nivel”, dijo Pierre-Emmanuel Taittinger Gran tradición La casa Taittinger es de las más antiguas de Champagne.

Fundada en 1734 por Jacques Fourneaux, tuvo un buen comienzo porque este comerciante tenía un trato muy cercano con los monjes benedictinos. A la sazón, la abadía local poseía los mejores viñedos de la región.

Más de un siglo después y hacia 1870, los Taittinger, otra familia de comerciantes pero de Lorena, deciden mudarse a París, para escapar de la guerra franco-prusiana que azotaba su comarca. Al mismo tiempo se nacionalizaron franceses y después de muchos años de exportar champán a Gran Bretaña, compraron la empresa de Fourneaux y la bautizaron con el nombre familiar.

Famosa por la calidad de sus vinos, ellos nacen en viñedos que suman 288 hectáreas y se distribuyen en las mejores zonas de Champagne.

Sus cavas, como tantas otras de la región, son subterráneas y kilométricas. En este caso, ubicadas debajo de la antigua abadía de San Nicasio, destruida durante la revolución francesa.

El sello que aparece en el logo Taittinger muestra a un caballero medieval, con coraza, casco y lanza, montado en su robusto caballo de guerra. Esta figura va rodeada por una frase en latín que al traducirla dice: “Sello del palacio de Teobaldo I, conde de Champagne y Brie”.

En principio no se entiende de dónde surge la vinculación de la empresa con este personaje del Medioevo. Sin embargo, se explica porque en 1932, Pierre Taittinger compró el Chateau de la Marquetterie, que a mediados del siglo XIII perteneció al citado conde Teobaldo I de Navarra. Esta coincidencia lo llevó a incorporarlo al logo de su empresa.

Vasta gama 

Hoy, el mercado recibe una amplia oferta integrada por distintas etiquetas. El Prestige Rose es de un color salmón rosado muy original y se elabora con Chardonnay y Pinot Noir. El Comtes de Champagne, también rosado y de mayor categoría, se elabora solo en años excepcionales, cuando las condiciones climáticas resultan muy favorables. También un Blanc de Blancs de la misma línea, a partir exclusivamente de Chardonnay. Pero el Brut Reserve es el más vendido y se compone con las tres variedades clásicas de Champagne. 

Las uvas proceden de 35 viñedos diferentes, porque además de las propias, Taittinger es un gran comprador dentro de la región. 

Deporte y celebración

Campagne Taittinger ya ha estado presente en la Copa Confederaciones y manifestará su presencia en la Copa Mundial FIFA 2014 en los meses que vienen a través de varias iniciativas, con la ayuda de sus 150 distribuidores alrededor del mundo, hasta el momento cumbre del evento cuando se juegue la final en el icónico estadio Maracaná, el 13 de julio 2014.

La vinculación que nace entre el fútbol y el champán, a partir de este campeonato Mundial, se entiende mejor al imaginar a los triunfadores festejando sus victorias con el espumoso.

La celebración es un denominador común que lleva a descorcharlo. Más común para las familias, ya sea en casamientos o fiestas de fin de año, aunque también se utiliza en brindis empresariales.

Menos común en el deporte, hasta ahora es costumbre verlo en el podio de la Fórmula 1. Tal vez los campeones de este Mundial lo usen para regarlo entre ellos durante los festejos en la cancha.

>