Artículos

¿Tiene relación el consumo de la leche con el Párkinson?

Por LifeStyle/ Agencias | 20 Diciembre, 2015 - 14:30
  • leche1.jpg

Desde el año 2008 se viene investigando el nexo. Un reciente estudio hecho en Japón sorprende con sus conclusiones.

Un reciente estudio hecho en Japón vuelve a poner en relieve el tema del consumo de leche relacionado con el desarrollo del Párkinson, la segunda enfermedad neurodegenerativa con más casos en el mundo.
 
La revista Neurology publica recientemente el trabajo elaborado por la Universidad Shiga de la Ciencia Médica en Japón, en el que se señala que existe conexión entre el consumo de leche y la citada enfermedad.
 
Ya en el año 2008, una investigación publicada en el American Journal of Epidemiology hacía mención a que los lácteos estaban presentes en las huellas de este mal neuronal.

Sin embargo, la universidad japonesa entrega un dato anexo muy imporante: el problema no estaría en los lácteos en sí mismos, sino que en un elemento químico encontrado en ellos.

Se trata del epóxido de heptacloro, un pesticida ocupado en los campos europeos y americanos durante los años 80, fuertemente contaminante y que -finalmente- fue prohíbido en los 90.

Ante el mencionado químico se expusieron mucho tiempo los agricultores de ananá en varios puntos del planeta y se abrió camino a la producción láctea cuando las vacas fueron alimentadas con una papilla hecha en parte con esos restos de ananá.

El problema es que el epóxido de heptacloro es una sustancia bioacumulable, que tarda mucho en desaparecer del medioambiente. Por ello, todavía está presente en el suelo y en el agua de las zonas en las que se utilizó.

La investigación nipona, en rigor, no pone el meollo de la preocupación en la leche. Pone las alarmas en que la alimentación hoy debe ser intensamente investigada, ya que su infuencia no sólo está dada por la calidad de los productos que se consumen, sino que -casi tan importante como lo anterior- en la manera en que son elaborados.

 

>