Artículos

Torres del Paine: El tesoro de la Patagonia chilena

Por El Observador | 24 Mayo, 2019 - 16:00
  • torres-del-paine-1079691_1920.jpg

Es una de las 12 áreas protegidas en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena que totalizan 7,3 millones de hectáreas protegidas, más de la mitad del territorio más austral del mundo.

El Parque Nacional Torres del Paine, con sus monumentales estructuras de piedra, celebró el lunes 13 sus 60 años de existencia, convertido en el tercer atractivo turístico más visitado de Chile, sobre todo por extranjeros.

Es el lugar soñado para los amantes del senderismo, pero su increíble territorio de parajes de pampas, espesos bosques magallánicos, tundra, lagos y lagunas con glaciares, todo esto rodeado de gigantescas moles rocosas, atraen también a viajeros que buscan desconectarse del ruido urbano y darse un baño de naturaleza. Nadie sale decepcionado. 

La creación del parque, situado en las cercanías de la ciudad de Puerto Natales (unos 2.000 kilómetros al sur de Santiago), data del 13 de mayo de 1959, cuando el Ministerio de Agricultura dictó un decreto supremo que creó el Parque Nacional de Turismo Lago Grey y que con el tiempo recibiría su actual nombre: Parque Nacional Torres del Paine.

Con 242 mil hectáreas de extensión y más de 300 mil visitas la última temporada, el parque fue declarado Reserva de la Biósfera por Unesco en 1978.

El mismo lunes 13, Google dedicó el “doodle” de la página principal de su buscador en Chile a esta celebración, con una ilustración de Lydia Nichols, que muestra las icónicas torres en distintas tonalidades de azules.

“Este trabajo con Google demuestra la importancia que tiene a nivel mundial el Parque Nacional Torres del Paine”, dijo el director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), José Manuel Rebolledo.

Conocido sobre todo por el complejo del cerro Paine, un conjunto de formaciones rocosas en el que destacan las Torres y los Cuernos del Paine, cuya cumbre más alta se eleva a 3.050 metros, es un paraíso para los amantes de la naturaleza, el senderismo y la escalada. En el vecino Campo de Hielo Patagónico Sur, una de las mayores reservas de agua dulce del planeta, se originan numerosos glaciares, como el Grey, Pingo, Tyndall y Geikie, ríos (Paine) y lagos (Sarmiento y Nordenskjöld, Pehé y Grey).

Loa gigantescos témpanos que caen de la base del glaciar, son un escenario visual único.

Guanacos (camélidos), huemules (cérvidos), pumas o ñandúes (pequeñas avestruces) forman parte de la fotografía de este bello y ventoso paraje que puede abarcar las cuatro estaciones en un día y que en 2013 fue seleccionado como el quinto lugar más bello del mundo por la National Geographic. 

Las Torres del Paine es una de las 12 áreas protegidas en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena que totalizan 7,3 millones de hectáreas protegidas, más de la mitad del territorio más austral del mundo.

En el maravilloso entorno del parque chileno se puede realizar, además de la práctica del senderismo, caminatas sobre hielo, navegar por diferentes lagos, pesca deportiva, ciclismo, participar de cabalgatas o de actividades de observación de flora y fauna. Los turistas más intrépidos están invitados a realizar una travesía en kayak por fiordos y entre témpanos de hielo y, los más osados aún, y en excelentes condiciones físicas, escalar y disfrutar las maravillosas montañas que posee la Patagonia hasta las más altas cumbres, acompañados de guías y otros excursionistas, una travesía que puede llevar aproximadamente unos 12 días. 

Y no hay que pensar solo en deportes de aventura. Puede incursionar en el llamado turismo de estancia para conocer la vida de campo, disfrutar de sus delicias culinarias o tomar un descanso. 

Los servicios a los viajeros hacen todo muy sencillo, desde la atención de la oficina de turismo hasta los lugares de alojamiento.

La página web Patagonia Chile incluye toda la información necesaria para asegurarse un estupendo paseo. 

>