Artículos

Tres claves para prevenir la diabetes

Por LifeStyle | 22 Marzo, 2016 - 17:36
  • diabetes1.jpg

El origen de la enfermedad se centra en el exceso de azúcares en el cuerpo, lo que genera una serie de preocupantes problemas.

 
El sobrepeso y la inactividad física son hábitos de la vida actual que están en la base de una enfermedad que camina a convertirse en una epidemia: la diabetes. 
 
Este cuadro maligno comienza cuando el páncreas deja de producir suficiente insulina, una hormona necesaria para regular el nivel de azúcar en sangre, o cuando el organismo no puede utilizar de manera eficiente la insulina que produce.
 
¿Y qué función cumple la insulina? Una fundamental: ayuda a que los azúcares de los alimentos consumidos vayan a las células del cuerpo, donde se transforman en energía. Cuando este fenómeno no se produce, la persona padece diabetes, una enfermedad que afecta a la función de todos los órganos y sistemas del cuerpo. 
 
 
Hay que tener en cuenta que el exceso de azúcares en el cuerpo es perjudicial y genera una amplia lista de problemas, que van desde debilitamiento muscular y cansancio,  pasando por fallas renales y cardiovasculares, hasta la ceguera.
 
Incluso, este cuadro es responsable del problema conocido como pie diabético, que es la pérdida de sensibilidad en los pies, por lo que el paciente no nota pequeñas lesiones que pueden acabar en infecciones y, en último, término gangrena, lo que –por cierto- que puede conducir a la amputación.
 
Existen diferentes tipos de diabetes; la diabetes tipo 1, en la que el cuerpo no produce suficiente insulina, y que es más frecuente en menores de 30 años. Sus principales síntomas son el cansancio, la pérdida de peso, sed intensa y continua producción de orina.
 
En la diabetes tipo 2 (80-90% de los casos) el cuerpo no utiliza eficientemente la insulina y está muy relacionada con la obesidad. 
 
El tercer tipo se llama diabetes gestacional y suele presentarse en una etapa avanzada del embarazo debido a cambios hormonales que dificultan la correcta acción de la insulina. Afecta alrededor del 4% de las mujeres embarazadas.
 
 
Se prevé que la diabetes se convierta en el año 2030 en la séptima causa mundial de muerte. La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en más de 347 millones las personas que actualmente sufren diabetes en el planeta.
 
Los especialistas aseguran que hay que estar bien informados para afrontar esta situación y, en muchos casos, poder prevenirla. Si bien la diabetes tipo 1 es compleja de prevenir, se pueden hacer esfuerzos por hacer frente a la diabetes tipo 2.
 
Una de las maneras es tener un peso normal y saludable. Otras medidas se relacionan con comer alimentos nutritivos y hacer ejercicios.
 
 
Tres claves para mantener la diabetes a raya
 
1. Consumir alimentos saludables. Intenta comer alimentos con bajo contenido de grasas, pero con un alto contenido de otros nutrientes, como cereales y panes integrales, frutas, verduras, productos lácteos y proteínas magras (con poca grasa). Estos alimentos proveen de nutrientes necesarios para mantener un peso normal y saludable.
 
2. Restringir el consumo de comidas rápidas y refrescos con azúcar. El principal problema de este tipo de alimentos es que contribuyen intensamente a aumentar de peso.
 
3. Mantenerse activo. Otra manera de prevenir la diabetes tipo 2 es disminuir el tiempo en actividades sedentarias (ver TV, jugar a videojuegos o usar la computadora). Incluso, no es necesario inscribirse en un gimnasio o practicar tres deportes por año. Basta con una actividad física constante, por un tiempo no menor a treinta minutos. Puede ser –por ejemplo- caminar, trotar o sacar una larga vuelta al perro.