Artículos

Tres consejos para correr una carrera callejera

Por El Observador / Lifestyle | 4 Noviembre, 2015 - 08:00
  • correr_pies.png

Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para que la carrera no solo sea un mero ejercicio de agotamiento sino que se pueda disfrutar.

Las corridas callejeras son una actividad recurrente en varias ciudades de América Latina. Como las propuestas abundan, a la hora de decidir participar en alguna de las carreras, ya sea de 5, 7, 10 o más kilómetros hay que tener en cuenta que correr "no es un esfuerzo menor" y, por lo tanto, se debe no solo estar entrenado, sino también saber las limitaciones del organismo y cuidarse durante la carrera, según el médico deportólogo de SEMM, Daniel Berasain.

Sobre todo para quienes piensan incursionar por primera vez en el mundo de las carreras durante este año, pues es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para que la carrera no solo sea un mero ejercicio de agotamiento sino que se pueda disfrutar.

Por eso a continuación, recordamos estos consejos:

Chequeo médico

Lo primero es conocer las propias limitaciones a través de una consulta médica. A través de exámenes simples, dijo el deportólogo, se puede determinar por ejemplo si la persona tiene algún grado de anemia o un exceso de peso que si bien no impiden realizar la carrera si se deben intentar mejorar o corregir previo al día de la carrera.

Entrenamiento periódico

Luego para correr cualquier tipo de carrera, lo fundamental es el entrenamiento, es decir, adaptar el cuerpo al esfuerzo que se va a realizar ese día. Eso se logra con la frecuencia y periodicidad de la actividad física. Aunque depende de la persona y el tiempo que pueda dedicarle, lo ideal es entrenar entre un mes y medio y dos meses previo a la carrera, tres veces por semana.

La intensidad de las sesiones, señaló el experto, debe ser a su vez progresiva ya que se necesita desarrollar resistencia. "Si con el entrenamiento podés cubrir la distancia de la carrera a tu ritmo ya está", afirmó.



En la previa, también se debe cuidar la alimentación: comer tres horas antes de la carrera de preferencia pasta o cereales que aporten carbohidratos.

Si te pasa, déjalo ir

"No importa quien te pase, la edad o el aspecto que tenga. Si te pasa dejalo ir", recomendó Berasain. Esto se debe a que hacer un esfuerzo extra, mayor al del entrenamiento puede terminar en un abandono temprano de la carrera.

Si bien según el deportólogo en carreras de hasta 10 kilómetros no es imprescindible hidratarse, sí es recomendable. Sin embargo, no se debe esperar a sentir sed para tomar agua, ya que cuando se tiene esa sensación, el cuerpo ya está más de un 1% deshidratado, explicó el especialista.



Por otra parte, se debe hacer un calentamiento y estiramiento previo y posterior a la carrera, con ejercicios para que el cuerpo vuelva a la calma. En cuanto a la respiración, es indistinto hacerlo por la nariz o por la boca.

Los beneficios de correr

Además de ser un estímulo para estar en movimiento y generar hábitos saludables, la actividad aeróbica tiene muchos beneficios, aseguró Berasain. Entre ellos, la disminución de la frecuencia cardíaca de reposo, que se traduce en un corazón que funciona de manera más eficiente.

Luego de entrenar varios meses, el cuerpo empieza a usar como fuente de energía la grasa corporal, hay un mejor rendimiento muscular y se logra también mejorar el autoestima.

>