Artículos

Turismo de lujo en áreas naturales peruanas encanta cada vez más a los turistas

Por Lifestyle / Andina | 16 Enero, 2015 - 06:48
  • amazona_farinosa_-tambopata_national_reserve_peru-8b.jpg

Las áreas selváticas que ofrecen un servicio de lujo en el país latinoamericano, como Pacaya Samiria (Loreto), Manu y Tambopata (Madre de Dios), recibieron 58.467 turistas, mayormente extranjeros, durante el 2014, según reveló el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

El turismo de lujo en áreas naturales en el Perú no deja de crecer y de encantar, en especial, al turista extranjero.

Esto queda aún más claro luego de sacar los cálculos del 2014, dado que las áreas selváticas que ofrecen un servicio de lujo en el país latinoamericano, como Pacaya Samiria (Loreto), Manu y Tambopata (Madre de Dios), recibieron 58.467 turistas, mayormente extranjeros, durante el año pasado, según reveló el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp).
 
Pedro Gamboa, jefe del Sernanp, informó por ejemplo que a Pacaya Samiria llegaron el año pasado un total de 12.000 turistas, 19% más que el año 2013.
 
El funcionario precisó que en el caso de Pacaya Samiria, el 85% de turistas que contratan los cruceros de lujo son extranjeros y el 15% peruanos, por los altos costos de los servicios.


 
Al respecto, Deysi Ángeles, responsable de la Unidad de Operaciones y Gestión de Turismo del Sernanp, manifestó que el turista extranjero puede pagar hasta US$4.000 por un crucero de hasta 8 días en Pacaya Samiria por la oportunidad que representa para él disfrutar de una aventura en la naturaleza, junto a las comodidades de un hotel 5 estrellas.
 
“Allí fueron los reyes de Holanda en visita privada y siempre vienen actores y millonarios que reservan todo el crucero, que es un segmento bastante alto que antes no existía en el Perú”, detalló.
 
Gamboa informó que la reserva natural de Tambopata recibió en el 2014 un total de 43.611 turistas, con 10% de incremento con relación al año 2013 cuando recibió a 39.000 visitantes.
 
Asimismo, en el Parque Nacional del Manu, durante el año pasado arribaron 2.856 turistas, 44% más que en el 2013.

Ángeles reveló que incluso en el camino inca hacia Machu Picchu (Cusco) existe un servicio de lujo que implica brindar a los turistas la oportunidad de tomar buenos vinos y comer alimentos gourmet en medio de la naturaleza, así como tomar una ducha portátil.
 
“Las agencias ofrecen ese servicio. La de más lujo ofrece masajistas, cocinero privado, vino, un chef que te cocina”, resaltó.


 
La especialista del Sernanp refirió que el turista que utiliza el camino inca es mayormente extranjero, a quien le gusta disfrutar de la naturaleza porque se siente un “Indiana Jones”.
 
“El hecho que ya hay un nicho de ese tipo en Cusco o Loreto te da una señal de que las cosas están cambiando en cuanto a seguridad y servicio, calidad y recursos”, aseveró Ángeles.

>