Artículos

Turismo, la clave que podría salvar a los lobos en Alemania

Por Alistair Walsh/ Deutsche Welle | 6 Agosto, 2019 - 15:00
  • wolf-3493698_1920.jpg

Estos animales podrían ayudar a aumentar las visitas al país, reduciendo el efecto negativo que siempre se les ha atribuido económicamente.

A menudo se presenta el retorno de los lobos en Alemania como una medalla de dos caras: por un lado están los derechos naturales de los lobos a vivir en la que históricamente fue su tierra natal y, por otro, el daño económico que causan a los agricultores.

Sin embargo, una tercera voz está ganando terreno en este debate: el turismo. Los lobos presentan una nueva oportunidad para los turistas de naturaleza en Alemania y una manera de compensar el impacto financiero.

Barbara Kenner y su marido Kenny han disfrutado un incremento de ganancias de su negocio gracias al retorno de estos animales a los bosques de Baja Sajonia. Dirigen un hotel orgánico y una casa de huéspedes en el nordeste del estado. Han convertido su negocio en un centro para el turismo de lobos en esta área y una especie de embajada para su conservación.

Unos 150 años después de ser erradicados de Alemania, los lobos regresaron a la región de Lusacia, que se extiende a ambos lados de los estados de Brandeburgo y Sajonia. Anticipándose a su expansión hacia el oeste, Kenny viajó a la región para estudiar el rastreo del lobo y convertirse en un experto en la materia.

Ahora, su propia región es hogar de varias manadas de lobos. Los Kenner llevan a los turistas a los bosques cercanos para buscar rastros de los lobos. Si tienen suerte, logran incluso verlos.

En su primer año, el recorrido fue galardonado con un premio alemán que viene a ser como el "Óscar de la industria turística”. El hotel ofrece otros paquetes similares, pero el dedicado a los lobos es el más popular.

Bjarne, de 12 años y  huésped habitual, se hospeda en el hotel con su familia. Dice que disfruta yendo al bosque y con las lecturas nocturnas. "Estuve aquí el año pasado y sé un poco sobre lobos. Me gusta cómo son, su comportamiento y cómo viven en manada. Realmente los admiro, no entiendo por qué fueron eliminados”. 

El enfoque de la ciencia ciudadana

Otro enfoque que está teniendo éxito en la región es el de Biosphere Expeditions. Clientes de todo el mundo pagan cerca de 1.800 euros para unirse a una pequeña expedición de investigación y ayudar a recopilar datos de campo vitales.

Los científicos aficionados se reúnen con investigadores para recibir entrenamiento sobre los conceptos básicos de rastreo de lobos. Luego van al campo para hacer un trabajo intensivo de recolección de muestras y datos sobre los animales.

La expedición de 2018 duplicó la base de datos de monitoreo de excrementos de lobo, revelando la presencia de nuevos lobos y la introducción de una nueva manada, además de proporcionar información sobre la dieta de los animales en el área; por ejemplo, no se encontraron rastros de ganado comido en las heces.

La creciente popularidad de las expediciones "muestra que ser un país con lobos no solo trae desafíos, sino también oportunidades", dijo a DW Matthias Hammer, fundador de la iniciativa.

La oposición

Los lobos causan daños, particularmente a los granjeros, quienes suelen encontrar a sus ovejas y terneros devorados por los depredadores.

Es costoso construir cercas efectivas, o adquirir, entrenar y mantener perros guardianes. Los agricultores sienten que soportan una carga injusta e ingrata, completamente ignorada por los ecologistas del centro de la ciudad.

Incluso algunos excursionistas, que generalmente tienden a apreciar la naturaleza, se oponen a la reintroducción de los lobos. La "Asociación de la Selva Negra", el club de senderismo y montañismo más antiguo de Alemania, ha pedido zonas libres de lobos en algunas áreas. Argumentan que los agricultores se verán obligados a instalar cercas eléctricas o cerrar, lo que reduce el encanto turístico de las regiones.

"Si el pastoreo en el campo disminuye porque cada vez más agricultores dejan de trabajar, la Selva Negra perderá su atractivo", dice Georg Keller, de dicha asociación.

Encuentros cercanos

Para aquellos que prefieren ver a los lobos en un ambiente controlado, el Wolf Center, cerca de Bremen, es una alternativa. Este centro educativo aboga por una discusión abierta sobre los lobos en Alemania. Organiza conferencias y talleres, enfocados particularmente en el manejo de conflictos, para aquellos agricultores cuyas manadas están amenazadas por los animales. Para los turistas, ofrece la oportunidad de aprender sobre los lobos de primera mano.

Oliver Borrmann visitó el Centro Wolf con su esposa y sus tres hijas. Allí pudo darles a sus hijos una nueva perspectiva sobre los lobos y acercarlos a la naturaleza.

"Los niños solo conocían los lobos por los cuentos de Grimm ... vistiéndose de abuela y comiéndose a los niños. Cuando visitamos el Wolf Center, en realidad había lobos aullando a solo 2 metros de nosotros".

>