Artículos

Una vida contra el odio: Salman Rushdie llega a los 70 años

Por Deutsche Welle | 10 Julio, 2017 - 13:11
  • 10154347_10203906096510404_5893579536590154170_n.jpg

Durante décadas, el escritor británico ha enfrentado las amenazas de muerte tras la publicación de su libro “Los versos satánicos”, lo que lo ha convertido en un defensor de la libertad de expresión.

Hay pocas fotografías que muestran a Salman Rushdie en público. Desde hace más de 28 años el escritor vive con la fatua que lanzó en su contra el ayatola Jomeini el 14 de febrero de 1989, apenas nueve días después de la publicación de la novela "Los versos satánicos”.
 
"Blasfemia”. De esta forma justificó el líder religioso la condena a muerte contra el escritor y contra todos los que publicaran y distribuyeran la obra. Su traductor japonés, Hitoshi Igarashi, murió en un atentado, mientras su colega italiano Ettore Capriolo y el editor noruego William Nygard sobrevivieron a otros ataques con heridas de gravedad.
 
La recompensa por la cabeza del escritor aumentó hasta los 4 millones de dólares, a pesar del proceso de normalización de las relaciones entre Irán y Occidente. Durante 12 años vivió bajo la protección permanente de los servicios de seguridad británicos, hasta que con el cambio de milenio decidió irse a vivir a Nueva York. Desde 2002 ya no tiene seguridad privada. Pese a que Al Qaeda y Estado Islámico lo tienen en sus listas negras, Rushdie solo cuenta con compañía especial cuando realiza apariciones públicas previamente anunciadas. En su autobiografía "Joseph Anton”, que era su nombre en clave en la clandestinidad, relata su vida como perseguido por el odio religioso.
 
La libertad se ha convertido en uno de sus temas predilectos. "Debemos defender nuestra preciosa y duramente obtenida libertad”, dijo Rushdie a DW en una entrevista en 2015. "Debemos pelear por ella si es necesario”, añadió entonces. Una y otra vez eleva la voz a favor de la libertad de opinión: después del atentado contra la revista Charlie Hebdo, perdió a viejos amigos que no soportaron su defensa acrítica de los caricaturistas y redactores de dicha publicación.
 
Salman Rushdie, nacido en 1947, creció en la atmósfera tolerante y cosmopolita de Bombay, hoy Mumbai, en India. Su padre se convirtió en un adinerado hombre de negocios en Delhi. De esta forma, la familia pudo costear la educación de su hijo, que con 14 años ingresó a un internado de elite. En 1964 obtuvo la ciudadanía británica y el inglés, y no su natal urdú, se convirtió en el idioma de su obra. Posteriormente estudió Historia en el King's College de Cambridge.
 
 
 
Escribir para sobrevivir
 
Su vida laboral comenzó en el periodismo, la actuación y la publicidad, aunque cuatro años más tarde su trabajo en una agencia se volvió algo secundario. Con su primera novela, "Grimus”, obtuvo escasa atención. Pero ya con su segundo libro, "Hijos de la medianoche”, alcanzó fama internacional y se convirtió en bestseller en Reino Unido y Estados Unidos.
 
Rushdie ha publicado 14 obras, entre novelas, ensayos y una autobiografía. No todas han sido reconocidas por su calidad literaria, pero "Hijos de la medianoche”, "Los versos satánicos”, "El último suspiro del moro” y "Joseph Anton” se han convertido en clásicos de la literatura. Ninguno de sus libros ha estado exento de polémica, incluso fuera del mundo islámico. Por ejemplo la novela "Furia”, sobre un académico que abandona a su familia, causó enormes controversias en Reino Unido y Estados Unidos.
 
En sus novelas, Rushdie mezcla géneros y narra al estilo de las "Mil y una noches”. Recurriendo al argot, el humor y el ingenio ha escrito contra la amenaza que pende sobre él y sobre el terror a una religión radicalizada que se justifica en la opresión, la difusión del miedo, la tiranía y la comisión de actos bárbaros. Para él escribir es sobrevivir. "Si estoy mucho tiempo sin escribir, mis sueños se tornan cada vez más delirantes”, dijo en una entrevista con la revista alemana Stern.
 
Su última novela, "Dos años, ocho meses y 28 noches”, fue interpretada como una parábola del terror islamista. Es un relato que tiene lugar en Nueva York y su temática gira en torno al viejo conflicto entre la tolerancia y la represión, entre la libertad y la tiranía, entre la razón y la sinrazón.
 
Pasados ya varios meses desde la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, Rushdie sigue perplejo y enojado. Cuando la verdad es influenciada por las llamadas "Fake News” y los prejuicios, entonces el mundo está de cabeza, piensa él. Y, como siempre, el escritor no se ha escondido, y en cada entrevista ha hablado de los "racistas” e "hipócritas” de la Casa Blanca.
 
En términos literarios, hay curiosidad sobre su próxima novela. En septiembre saldrá a la venta "La casa dorada”, la historia de un joven director de cine estadounidense que tiene lugar desde el comienzo del mandato de Barack Obama hasta la elección de Donald Trump. Sería su "última novela sobre identidad, verdad, terror y mentiras”, adelantó Rushdie.
 
En 2007, la reina Isabel II nombró caballero al varias veces galardonado escritor. Pero le falta un premio: el Nobel. Recién comenzando su octava década, todavía hay esperanzas.