Artículos

Uruguay vive el carnaval más largo del mundo

Por Xinhua / LifeStyle | 25 Enero, 2016 - 10:48
  • carnaval_uruguay_las_llamadas.jpg

Durante 40 días, los espectáculos carnavalescos atraen mayor cantidad de público que los demás eventos culturales o deportivos en un año, según los cálculos del gobierno uruguayo.

Un colorido y bullicioso desfile por el Centro de Montevideo marcó el inicio del Carnaval de Uruguay, considerado el más largo del mundo al extenderse durante los próximos 40 días.

Un total de 44 conjuntos en distintas categorías participaron la noche del jueves en la esperada apertura, a la cual asistieron miles de personas, un evento que concluyó la madrugada del viernes.

La noche del viernes se inauguran los escenarios barriales y comerciales, donde los conjuntos mostrarán sus espectáculos ante el público, a la espera del concurso oficial que se abre el lunes.

El carnaval es un rasgo de la identidad para los uruguayos. Durante 40 días, los espectáculos carnavalescos atraen mayor cantidad de público que los demás eventos culturales o deportivos en un año, según los cálculos del gobierno uruguayo.

Desfile inaugural

Desde 2014 los grupos desfilan por categoría y no mezclados, como era tradición, para dotar de fluidez y evitar interrupciones en el espectáculo callejero.

Sin embargo, este año la experiencia no fue del todo exitosa, ya que se presentaron retrasos en el desfile.

En este espectáculo popular intervienen grupos de candombe (música y danza africana), murgas (género musical español), parodistas y humoristas, los cuales a partir de este viernes recorren los "tablados" al aire libre en la capital.

El desfile, encabezado por las jóvenes reinas del Carnaval, transcurre a lo largo de 13 cuadras de la principal avenida capitalina, 18 de julio, y es saludado por unos 75.000 espectadores.



La murga Los Diablos Verdes, los parodistas Nazarenos, los humoristas Los Chobys, la revista Tabú y la comparsa Sarabanda fueron los ganadores de la última noche.

El recorrido debe completarse en un tiempo máximo de 54 minutos y es evaluado por un jurado que puntúa rubros como el colorido, movimiento, alegría, presentación general y creatividad.

 La intendencia montevideana, organizadora del evento junto a Daecpu (Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos), ofrece una bolsa de premios superior a US$22.000.

El carnaval

Diferente a otros carnavales del mundo, para el Dios Momo uruguayo el desfile callejero es sólo una excusa para el plato fuerte, que llega con las presentaciones en los teatros populares.

Los "tablados" funcionan en barrios periféricos y a precios populares, con el subsidio del gobierno local, pero también en las zonas adineradas, como florecientes negocios.

El concurso oficial tiene lugar de manera paralela en el Teatro de Verano, con un aforo para 6.000 personas, que luce colmado con frecuencia.

En las cálidas noches del verano austral, profesionales, obreros y estudiantes se pintan la cara y por unas horas son artistas vitoreados por sus vecinos.



La murga y el candombe son las expresiones artísticas autóctonas más representativas de la fiesta popular, las cuales incluso trascendieron fuera de fronteras.

Con 17 hombres disfrazados y de caras pintadas, la murga actúa, canta y baila al ritmo de bombo, platillos y redoblante, con una mirada sobre la realidad plena de humor, sátira y crítica.

El candombe, ritmo musical generado por tamborileros, es una tradición de los esclavos africanos que llegaron al país en el siglo XIX, declarado Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Sus agrupaciones, las comparsas, tienen una semana después su propia celebración, "Las Llamadas", en los humildes barrios montevideanos donde vivían los negros, Sur y Palermo.

Parodistas, humoristas y revistas escenifican espectáculos en los que plantean con distintas variantes, de acuerdo a la categoría, humor, baile y canto.

>