Artículos

Uruguayos descubren su patrimonio arquitectónico con tradicional fiesta

Por Xinhua / LifeStyle | 12 Octubre, 2015 - 10:43
  • ciudad_vieja_de_montevideo.jpg

Este año el tema elegido fue, justamente, "La Arquitectura en el Uruguay" al cumplirse los 100 años de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República.

 
Uruguay celebró este fin de semana el Día del Patrimonio, una fiesta que ya es tradición donde la gente recorre edificios y espacios públicos de toda clase buscando también el rescate del acervo cultural.
 
Con 1.600 actividades en 400 lugares, esta fiesta que comenzó en 1995 trascendió el patrimonio arquitectónico, a la que apuntó inicialmente, y explora el patrimonio cultural y de costumbres y objetos del pasado.
 
"Esta fiesta es un disfrute ciudadano y democrático donde la gente sale a la calle para descubrir, recorrer y admirar los edificios que muchas veces miramos sin mirar", aseguró la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz.
 
 
Este año el tema elegido fue, justamente, "La Arquitectura en el Uruguay" al cumplirse los 100 años de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República.
 
"Debemos admirar la cultura que se ha desarrollado en nuestro territorio", reflexionó Muñoz.
 
Según la jerarca, esta celebración tiene lugar en cada vez más ciudades, pueblos y localidades.
 
"Esto hace que esta fiesta sea cada vez más un disfrute ciudadano y democrático donde la gente sale a calle para descubrir, recorrer y admirar nuestro edificios", explicó.
 
En estas dos jornadas, los edificios del gobierno, fábricas, clubes, bodegas y antiguas residencias, así como los buques de la Armada, permanecieron abiertos y ofrecen recorridos guiados.
 
Además, hubo espectáculos con diversas manifestaciones artísticas en calles y plazas, lo que provoca grandes aglomeraciones de público.
 
El presidente del la Comisión Nacional del Patrimonio, Nelson Inda, resaltó que se trata de una de las fiestas nacionales de mayor convocatoria.
 
 
"No hay otra fiesta popular que en dos días logre incorporar en el ámbito del espacio público el 10% de la población del Uruguay", sostuvo.
 
Este año "pretendemos reconocer y homenajear a toda la arquitectura del Uruguay" porque a través de los siglos "ha conformado el Uruguay material", dijo Inda.
 
Agenda variada
 
El barrio Ciudad Vieja de Montevideo se robó la atención. Es que el casco antiguo de la capital uruguaya conserva muchos edificios de los siglos XVIII y XIX de la época de la colonia española.
 
Parte de la muralla que defendía la "ciudad - puerto" en sus inicios, museos, iglesias y reparticiones públicas son otras atracciones de la zona que también acoge el centro financiero y reparticiones gubernamentales.
 
La Catedral Metropolitana - Iglesia Matriz- (1790), el Cabildo (1804) y el Teatro Solís (1856) son algunas de las atracciones en esta jornada.
 
El Cabildo lucirá remozado e inaugurará su fachada recientemente restaurada después de varios años de trabajos.
 
Otro edificio emblemático es el Palacio Salvo, una postal que se llevan casi todos los turistas y que este año cumple 87 años.
 
 
Con sus 105 metros de altura y un estilo ecléctico, fue inaugurado en 1928 y supo ser la edificación más alta de Sudamérica hasta el año 1935.
 
También se ven largas filas de visitantes en el Palacio Legislativo (Parlamento), la residencia presidencial de Suárez y la moderna Torre de las Comunicaciones, el edificio más alto del país.
 
La apertura oficial de las actividades tuvo lugar el sábado en el Parlamento con una sesión simbólica de la Comisión del Patrimonio en la que participará el vicepresidente de la República, Raúl Sendic.
 
El cierre fue este domingo en el denominado Bastión del Carmen en el Barrio Histórico de Colonia de Sacramento, que este año cumple 20 años inscripta como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
 
Además, la festividad tiene lugar meses después que la Unesco ingresara a esa lista al Paisaje Cultural e Industrial Fray Bentos (oeste) que impulsó a principios del siglo XX el frigorífico Anglo.
 
Durante el fin de semana, en Montevideo también tuvo servicios de trenes con locomotoras a vapor y otros recorridos de corta distancia, al tiempo que autobuses históricos llegan a otros puntos tradicionales.
 
La celebración del Patrimonio, que en 1995 comenzó en una jornada y en este siglo se amplió a dos, no ha parado de crecer y hoy los uruguayos se han apropiado en parte del acervo patrimonial. 
 
* Nota por Gerardo Laborde
>