Artículos

Varsky: “En el Mundial no va a haber ninguna revolución futbolística”

Por LifeStyle | 4 Julio, 2018 - 07:53
  • jpv.jpg

El comentarista moderó las expectativas de quienes exigen mayor brillo y analizó su activo papel en las redes sociales.

Una vez más, millones de aficionados han quedado con gusto a poco con la Copa del Mundo. La irregularidad de las selecciones favoritas y sus grandes figuras, el pobre nivel de juego y la mezquindad de muchos equipos han sido la tónica en Rusia 2018.

Con seis campeonatos planetarios en el cuerpo, el periodista argentino Juan Pablo Varsky alzó la voz para bajarles los humos a los críticos y poner la pelota contra el piso, porque -según se desprende de sus palabras- las expectativas son desmedidas.

“El Mundial tiene un formato cruel, que potencia el azar. En la fase de grupos, tienes un tropezón y después no hay mañana. Y los duelos de octavos en adelante son a partido único”, recalca.

Para el conductor del programa Más que fútbol de DirecTV Sports, “este deporte les pertenece a los clubes y al Mundial venimos a ver quién lo gana. Si a eso le agregas el nacionalismo, la patria y todo el componente extradeportivo que lo hace atrayente, tienes el secreto”.

Por lo mismo, el mensaje de Varsky para los desencantados es muy claro: “Al Mundial, vengo a ver quién lo gana. Sé que no va a haber ninguna revolución futbolística o cambios en sistemas”.

Y recuerda que tanto hinchas como periodistas “conocemos al 95% de los futbolistas, porque pero los mejores 500 están en 20 campeonatos y hoy los vemos todos. Me puedo sorprender con un sueco que juega en el Krasnodar, pero con nadie más”.

Con 3,7 millones de seguidores y 150 mil mensajes solamente en Twitter, plataforma en la que se expresa a través de las cuentas @JPVarsky y @VarskySports, es uno de los comunicadores más populares.

Sobre su hiperactividad en redes sociales, el también columnista de La Nación comparte algunas reflexiones. “Es un fenómeno inevitable, con una dimensión que no alcanzo a medir. Y es solo el comienzo”, enfatiza de entrada.

“Antes que todo, cuando trabajo no miro redes sociales porque me distraigo. Primero, discrimino lo que es cierto y lo que no. Sé que si me mando una macana grande, algún amigo me va a advertir vía WhatsApp, por lo que no hará falta rectificar vía redes”, reflexiona.

¿Qué tanto moldea la interacción con el público el mensaje del comunicador? Para el analista deportivo, el efecto es parcial y es positivo en tanto la red social se emplee en “modo corrector”.

Según ejemplifica, “si te digo que (el seleccionado francés Kylian) Mbappé juega en Mónaco y alguien me dice por las redes que el año pasado lo contrató PSG yo creo más en ese efecto. Es lo único que importa”.

“Si yo opino algo diferente y digo que Messi es el mejor del mundo y otra persona dice que es Ronaldo, es una opinión contra la tuya, la mía no es moralmente superior ni nada por el estilo. ¿La agresión? Puedo convivir con ella: es parte del folclore”, finaliza.

>