Reseña

Chili’s: acertada apuesta por comida Tex Mex

Por Gwendolyn Ledger |  27 Septiembre, 2019 - 10:12
  • chillis_mas_chico.jpg

Grupos de amigos, familias, parejas, forman parte de una amplia gama de comensales que asiste para disfrutar de la promesa de comer como lo haría un habitante de Texas o California.

Margaritas, Fajitas, Hamburguesas y Costillas. Todo lo que se espera de un restaurant con inspiración en la llamada comida de la frontera mexicano-estadounidense es la promesa que Chili´s otorga, con creces. Y hay más, por supuesto, ya que acá abundancia es lo que sobra: grandes porciones. Salsas para untar. Postres con crema y chocolate. Mucha carne a la parrilla, papas fritas con tocino espolvoreado, pollo y pescado con salsa de chile. Pero también ensaladas, sopas, arroz, guacamole…

Con un local para 200 personas recientemente inaugurado en el boulevard del mall Arauco Maipú, Chili´s no decepciona. Grupos de amigos, familias, parejas, forman parte de una amplia gama de comensales que asiste para disfrutar de la promesa de comer como lo haría un habitante de Texas o California y a un precio razonable. Destacan también un decorado acorde con la temática y una serie de pantallas gigantes que, si bien con su programación distraen un poco, no están a un volumen tan alto que impida la conversación.

La cadena, que justo por estos días estás celebrando dos años de existencia en Chile, también hace un esfuerzo por atender rápidamente y con amabilidad, lo que se valora.

Para esta crítica ordenamos primero el Tripple Dipper. Un plato pensado para compartir con quesadillas, dos mini hamburguesas, apio y Nuggets de pollo, además de tres salsas para untar.

Luego, unas craft burgers, hamburguesas individuales premium con múltiples ingredientes, acompañadas de una generosa porción de papas y aderezos cuyo generoso tamaño es un real desafío. Probamos la Mushroom Swiss Burguer, hamburguesa con champiñones, queso suizo, mayonesa, pepinillos caseros, lechuga, cebolla morada y tomate. La otra es la Ultimate Bacon Burger, que incluye doble tocino, queso Cheddar, pepinillos, lechuga, cebolla morada, tomate, aioli, salsa buffalo y salsa honey-chipotle.

Una de las comensales, más preocupada de sus calorías, ordena Mango Chile Fish: pescado de temporada sazonado con pimientas, con un toque de chili-mango glaze, cubierto con trozos de mango, cilantro, pico de gallo y palta fresca, servido con brócoli al vapor y arroz cítrico. La combinación agridulce funciona perfectamente, equilibrando y potenciando los sabores.

Y para terminar, un tradicional cheesecake con salsa de frutos del bosque. Ración grande y salsa abundante, que marcan el cierre de una opípara cena.

Una de las mejores cosas en Chili’s es que todo lo que se presenta es tal y como se ve en la foto del menú, y ese estímulo sensorial múltiple agrada tanto a los ojos como a la nariz.

>