Reseña

Con libro "El placer de la lectura", Fernando Savater destaca la libertad del espíritu

Por Claudio Pereda Madrid |  14 Agosto, 2015 - 08:23
  • savater1.jpeg

Aunque es un intelectual de los buenos, el filósofo español prefiere hablar sin poses: leer es un juego de niños que le ofrece a las personas caminos de libertad.

Fuera de todo intelectualismo falso o propio de una pose, el filósofo español Fernando Savater -a la sazón, intenso académico e intelectual- subraya que leer es una de las actividades más infantiles del ser humano. Porque su dinámica exige emoción, belleza y entretenimiento, que es lo que habitualmente piden los niños de las cosas que disfrutan.

En su reciente compilación de ensayos llamado "El placer de la lectura", Savater plantea que leer esta en abierta contradicción con todo lo serio. "La gente seria se dedica a cosas de adultos: principalmente, a ganar dinero. Por el contrario, sumergirse en un mundo de mentira tiene que parecerles a las mentalidades pragmáticas y utilitaristas una manera bien tonta de perder el tiempo".

Por eso el escritor pasa su recado y planea claramente por una advertencia: el principal problema de nuestra época es tomarse las cosas —y la lectura entre ellas e, incluso, a uno mismo- demasiado en serio. "Lo único verdaderamente serio es que nada puede ser absolutamente serio".

Catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, tras haberlo sido de Ética en la Universidad del País Vasco, Savater es un avezado ensayista, periodista, novelista y dramaturgo, con una larga saga de casi cincuenta libros.

Por su intensidad, esta publicación sorprende: se trata -en apariencia, simplemente- de una recopilación de artículos aparecidos en algunas revistas literarias, sin embargo, su edición final recoge inquietudes conceptuales profundas. Lo que puede parecer una simple reunión de comentarios, es más bien una rica simbiosis de conceptos en pro de lectura.

Y aunque aparezcan nombres como Edgar Allan Poe, Albert Camus, Erasmo, Voltaire, Dick Francis, Claudio Magris, J.K. Rowling, maestros de la novela policial y de la ficción, tampoco el libro es un nuevo canon literario. Bajo el subtítulo de "Personalísima guía de escritores que me hacen gozar", el académico y cultísimo Savater se sienta hablar con entusiasmo sobre lo que está leyendo con la naturalidad de una charla de café, pero con la profundidad del distinguido profesor.

Se trata de una publicación que celebra el goce de leer, de encontrar el libro justo, el descubrimiento de un autor desconocido o el nuevo encuentro de uno conocido, sin decir "esto no" o "esto sí", sino que compartiendo lo bueno de lo que uno va descubriendo en ese juego de niños que es leer. "Como por leer no pagan y por escribir sí; entonces, he tenido que dedicarme a escribir; pero lo que más me gusta es leer".

Savater ofrece un recorrido por autores y obras que le han parecido memorables, comparte un cuaderno de apuntes que resulta revelador y atractivo. Mientras otros celebranm sus estupideces sacándose una foto al lado de un león muerto, Savater ofrece un camino mejor y más profundo: comparte el placer de la lectura como una permanente búsqueda de libertad.

 

>