Reseña

The Defenders: unidos para rescatar NY

Por Fausto Ponce/ El Economista.com.mx |  24 Agosto, 2017 - 12:19
  • defenders.jpg

La serie de Netflix reúne a Daredevil, Luke Cage, Jessica Jones y Iron Fist para rescatar a la ciudad de Nueva York de las garras de una poderosa organización criminal.

La serie de Netflix The Defenders es una estupenda mezcla entre el drama, el género negro, la acción y la fantasía, en donde cuatro superhéroes se unirán para luchar en contra de una peligrosa organización criminal que amenaza, en primer lugar, con destruir su ciudad. Mientras los Avengers deben salvar al mundo, los Defenders deben salvar Nueva York.
 
Para quienes no sepan, los superhéroes en cuestión son Daredevil, Luke Cage, Jessica Jones y Iron Fist, todos ellos con serie en la plataforma de Netflix. El programa cuenta con ocho episodios, de hecho, es una miniserie. Los hechos se desarrollan dos meses después del fin de la segunda temporada de Daredevil y un mes después del final de temporada de Iron Fist.
 
La historia posee cuatro líneas narrativas que poco a poco se irán uniendo. Todo comienza con Danny Rand, The Iron Fist (Finn Jones), quien busca respuestas sobre la organización criminal La Mano en Camboya. Lo que encuentra —además de una mujer que es un arma letal—, es que debe regresar para proteger Nueva York.
 
Por su parte, Jessica Jones despierta en un bar, mientras el sol recién sale. Con una cruda horrible regresa a su departamento sólo para encontrar a una mujer y a su hija que buscan sus servicios como investigadora para que investigue a su marido, el cual ha estado actuando extraño. Jessica piensa que sólo es otro caso de infidelidad, hasta que recibe una llamada de advertencia que le dice que no se meta en ese asunto.
 
Luke Cage (Mike Colter) acaba de salir de prisión. A su regreso a Harlem se encuentra con un vecindario que necesita de su apoyo, en especial, un chico que él conoce. Mientras tanto, el abogado Matt Murdock (Charlie Cox) o Daredevil, comienza la historia ganando un importante caso que involucra a un niño en silla de ruedas contra una empresa que le arruinó la vida con sus productos. Murdock está decidido a dejar atrás su pasado como Daredevil.
 
Uno de los miembros importantes de La Mano (Sigourney Weaver), planea un actor terrorista que amenaza con destruir a la ciudad de Nueva York. 
Las tramas de estos personajes se van uniendo con maestría: van paso a paso, primero con encuentros casuales, relacionados con las respectivas subtramas, luego con intermediarios, personajes como Claire, Rosario Dawson), hasta llegar a una inevitable reunión, que involucra una buena pelea, pero no necesariamente amor y compañerismo en los involucrados. Y eso, quizá, es una de las cosas que resultan interesantes en de todo este universo, de entrada, todos los miembros del equipo, salvo Danny, tienen un rasgo de oscuro en su personalidad: están resentidos, un poco inadaptados y ariscos; Jessica se va al extremo, ya que tiene rasgos autodestructivos. Ahora bien, Dany no tiene ese lado oscuro pero su extrema inocencia lo llevan a cometer errores muy mensos, y eso lo convierte en un héroe un poco desesperante.
 
Como en todas las historias de superhéroes, deberán dejar sus egos a un lado para luchar por un bien mayor. A veces parecen más antihéroes.
 
A diferencia de historias cinematográficas como The Avengers, la serie The Defenders posee una alta dosis de drama y problemas terrenales, y poca parafernalia de superpoderes y trajes de licra ajustados; es decir, la serie nos crea la ilusión de que estamos viendo algo más terrenal, aunque los involucrados muestren superfuerza y extraordinarias habilidades en el combate. Sin mencionar que ese tono de género negro y sombrío la convierte en una serie un poco más adulta.
 
The Defenders es una serie que enganchará a los fans de las series de Marvel para Netflix, e incluso encontrará un nuevo público, y es que, cabe mencionar, en general, es mejor serie que las de sus personajes individuales.