Reseña

El juego de influencias en la literatura de Pablo Neruda

Por Loreto Oda Marín |  7 Diciembre, 2014 - 13:23
  • img_3456.jpg

En "Entre el amor literario y el amor humano en Pablo Neruda. El juego de las influencias", Blanca del Río Vergara busca adentrarse desde diversos prismas a los ámbitos que pesaron en la obra del poeta, siendo un ámbito la relación entre la creatividad y el enamoramiento que sintió el vate por sus diferentes mujeres.

Mucho se ha escrito sobre el destacado poeta Ricardo Neftalí Reyes Basoalto, más conocido como Pablo Neruda. Desde biografías hasta libros que tratan de entender y descifrar la obra y vida de este Premio Nobel de Literatura.

A este trabajo se suma la obra de Blanca del Río Vergara, quien se adentra en diversos personajes que habrían incidido en el proceso creativo del vate chileno. Para esto, la autora se basó en un ensayo ampliado, puesto que ocupa como soporte una investigación sobre la influencia literaria estadounidense que realizó en la década del '60 y que la hizo merecedora de un premio otorgado por el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

En "Entre el amor literario y el amor humano en Pablo Neruda. El juego de las influencias", editorial La Trastienda, la escritora busca abordar desde diversos prismas los ámbitos que pesaron en las creaciones del poeta, siendo uno de ellos la relación entre la creatividad y el enamoramiento que sintió por sus diferentes mujeres.

El amor y la pasión eran un motor para el proceso creativo de Neruda, por ende, cada mujer en su vida habría marcado un estilo dentro de su obra.

Por ello, la autora se enfocó en Josie Bliss, María Antonieta Hagenaar V. (Maruca Reyes), Delia del Carril, Matilde Urrutia y Alicia Urrutia al momento de realizar un mapeo de las influencias amorosas.

El otro prisma desarrolado por Del Río Vergara es el de los padres precursores, es decir, de otros escritores y poetas que inspiraron al premio Nobel.

Dentro de este ítem, se destaca la influencia del poeta estadounidense Walt Whitman, dándole un apartado especial, donde se respalda en diversos textos y apreciaciones. También se nombra a Marcel Proust, Rabindranath Tagore y al cubano Ángel Augier, haciendo una mención a la relación con Octavio Paz.

A este libro hay que aproximarse entendiendo que es un ensayo y no una investigación literaria. Además, la autora deja libre al lector para omitir el marco conceptual expuesto, como se señala expresamente en el libro, para pasar directo al apartado biográfico de la vida amorosa, poética y creativa de Neruda.

El trabajo a ratos presenta algunos datos reiterados que viajan en el tiempo sin presentar un orden, además posee un relato que en ocasiones deja la tercera persona para apropiarse de la primera y adquirir un rol protagónico confuso, detalles que logran quedar un tanto relegados gracias a una escritura agil en el grueso de la obra.

Para quienes quieran acceder a un nuevo prisma de los trabajos creativos del poeta, o bien, adentrarse en la vida amorosa de uno de los personajes más destacados en el mundo de la literatura, el libro de Blanca del Río Vergara podría resultar un buen ejercicio.