Reseña

Jamie Oliver y su último libro "Comfort food": imitado, jamás igualado

Por Revista Cultura y Tendencias |  22 Diciembre, 2014 - 17:49
  • jamie1.jpg

El chef inglés debe ser uno de los más mediáticos del planeta. Presentando recetas inéditas, ahora motiva a ponerse el delantal y manos a la olla.

La película animada ganadora del Óscar 2007 "Ratatouille" cuenta la historia de un roedor que sueña con convertirse en chef. Su gran ídolo es el más famoso cocinero de París, el fallecido Auguste Gusteau, de quien siempre menciona su lema: “Cualquiera puede cocinar”. Eso es lo que motiva a Rémy, la rata, a cumplir su sueño.

La sencilla premisa recuerda al estilo tan característico, motivador y simple del chef inglés Jamie Oliver. Con un sello más bien rústico, mezcla y fusiona los sabores de oriente y occidente sin resquemores, agregándole siempre su toque innovador a cada preparación. Es decir, un plato sencillo de preparar, con sabores refrescantes, novedosos y distintos.

Esa es la línea que caracteriza a Jamie. Y lo hace en sus libros, revistas, programas de tv y aplicaciones para dispositivos móviles.

En esta última incursión de 400 páginas de recetas “caseras”, el imitado -pero jamás igualado- chef, comparte recetas fáciles y sencillas de llevarlas a la práctica, aún siendo un novato.

“Tiene que ver con recetas que te llegan al alma en un momento concreto, que despiertan en tí sentimientos específicos, viejos recuerdos, que crean otros nuevos, capaces de transmitir alegría a la generaciones siguientes”, señala Oliver en el libro.

En este nuevo compendio, que reúne un centenar de recetas, el destacado chef comparte platos que -sin embargo- no son de comida diaria. Se trata más bien de menús de fin de semana y ocasiones especiales, para compartir en familia. Una de las premisas de Jamie, es -precisamente- que la familia se reúne en torno a la comida.

Un punto a destacar son las increíbles fotografías de cada una de las preparaciones. Como debe ser, al verlas invitan a ponerse el delantal y manos a la olla.

Comida cómoda, pero con una “vuelta de tuerca”, que también incluyen la cantidad de calorías, el tiempo de preparación y marcadas con una V para vegetarianos, datos y orientaciones todas que resultan imprescindibles a la hora de elegir y que hacen la real diferencia en los productos desarrollados por el chef inglés.

Los platos están separados en capítulos que invocan al autor a diversos sentimientos. Nostalgia, por los sabores que le recuerdan a su niñez; comida para estar de buen humor; tentempiés reconfortantes; ritual, por el placer de preparar; placeres prohibidos y, finalmente, sabrosa lujuria, por los postres dulces. También incluye bebidas, por supuesto.

En definitiva, "Jamie Oliver's comfort food" continúa con el estilo inalterable e irrenunciable del destacado chef. Ese que es tan simple de explicar, con métodos probados y precisos que ofrecen la seguridad y garantía de que el resultado en casa será igual al del libro.

Y es que Oliver puede ser imitado, pero difícilmente igualado.