Reseña

La Liga de la Justicia: los superhéroes se volvieron basura

Por Concepción Moreno/ El Economista.com.mx |  22 Noviembre, 2017 - 14:30
  • jleague.jpg

Gracias al conjunto de idioteces que presenta, la taquillera cinta concursa para ser una de las peores del año.

No sé qué es peor: ver La Liga de la Justicia como fan de los superhéroes o verla como simple mortal que quiere divertirse.

Como fan, uno se lleva la peor decepción. Los personajes simplemente no están ahí, es como leer un cómic vacío. Y si uno va a divertirse, lo único que hará serán corajes: la cinta es aburridísima. Es como si la mitad de la cinta la hubiera dirigido Zack Snyder y la otra Michael Bay, los dos son tales productores de basura que Greenpeace debería trollearlos sin descanso.

Nada funciona en La Liga de la Justicia. Marvel, la casa rival, ha optado por el cine del chiste fácil y le ha funcionado. DC, la casa creadora de Batman, la Mujer Maravilla y Superman, decidió que iba a hacer películas “solemnes”, respetar la seriedad del acto heroico o pavadas de ese tipo.

La Liga de la Justicia trata de ser una historia seria sobre los conflictos a los que se enfrenta un superhéroe. Fracaso rotundo. El guión, escrito por Joss Whedon y compañía, no tiene sentido.

No voy a hablar mucho de la trama porque no hay tal. Hay CGI y el único personaje entrañable es Flash, que es un secundario. Diablos, estoy verdaderamente enojada. De verdad quería que La Liga de la Justicia funcionara.

No estoy segura si los creadores de esta cinta trataron de complacer a los fans o al público en general. Como ya dije, no funciona en ninguno de los dos sentidos.

Dice la crítica MaryAnn Johanson que esta película es como si alguien hubiera tomado el zeitgeist de basura en el que vivimos y nos lo hubiera aventado a la cara. No podría estar más de acuerdo.

No puedo creer lo malas que se han vuelto las cintas de superhéroes. La mayoría, pues—Thor: Ragnarok no estuvo nada mal—. El subgénero se ha vuelto repetitivo y cada vez más estúpido. Es eso: una estupidización de la cultura pop. Y la cara de Ben Affleck en medio sin entender a su personaje. Ése no es Batman. Batman sabe qué hacer y lo hace.

Zack Snyder puede ser uno de los peores directores que he visto. No sabe narrar, no sabe ir del punto A al B de la historia. Es como un mocoso: lo que importa es que se vea chido. ¿Han visto sus otras películas? Ninguna es buena a excepción de Superman, y eso porque tenía la asesoría de Christopher Nolan.

Háganse un favor: aprendan a tejer, vean la liguilla, jueguen matatena. Cualquier cosa es mejor que verla.