Reseña

Nissan Qashqai 1.5 dCi N-Tec 4x2: más coche pero algo menos polivalente

Por Javier Millán |  27 Noviembre, 2014 - 16:32
  • 49213_1.jpg

Nissan ha hecho borrón y cuenta nueva en la segunda generación del Qashqai y ha diseñado un croosover que ahora es más atractivo, más tecnológico y seguro, pero algo "menos polivalente" porque ya no ofrece la posibilidad de adquirirse con siete plazas.

En una apuesta un tanto arriesgada de la marca nipona, el Qashqai se queda huérfano de siete asientos y pasa esta posibilidad a uno de sus hermanos mayores, el nuevo X-Trail, que sí cuenta con la opción de matricularse con dos asientos supletorios en la tercera fila, los cuales, al igual que antes ocurría con el Qashqai, se ocultan en el maletero.

El "+2" que la anterior generación exhibía en el portón y que nos informaba de que tenía espacio para hasta siete ocupantes pasa a ser historia y deja a algunos de sus usuarios con familia numerosa (de más de cinco miembros) sin la posibilidad de renovar el modelo anterior por el nuevo.

Una vez tomada esta decisión, los ingenieros de Nissan se han centrado en hacer del Qashqai un vehículo más moderno y espacioso y de mayor calidad.

El coche exteriormente ha ganado mucho respecto a la anterior generación que salió en 2007, y que se actualizó en 2010 para seguir liderando las ventas de los denominados croosover, vehículos con forma de todoterreno que interiormente copian algunas de las soluciones de espacio y practicidad de un monovolumen.

Esta práctica fórmula, que pasa por diseñar un puesto de conducción más alto y dotar de ciertos rasgos de modularidad al interior, es lo que ha llevado a muchos conductores a pasarse de bando y sustituir su compacto "tradicional" por un vehículo que pretende ser más polivalente que el resto, y al que se busca convertir en el compañero indispensable de las personas aventureras y dinámicas, aunque estos no sean la gran base comercial de los SUV modernos.

Innovación en los faros

Su diseño exterior ha cambiado y se escapa de esa imagen algo anodina que exhibía  anteriormente y que trató de modificarse con los cambios exteriores introducidos hace cuatro años, cuando las luces de día empezaban a marcar la diferencia entre unos modelos y otros y remarcaban, especialmente, la capacidad de innovación de cada fabricante.

Lo que llama la atención en un primer vistazo al nuevo Qashqai son los faros delanteros y traseros con tecnología LED, que le dan una imagen más moderna y dan una pista del despliegue tecnológico que Nissan también ha llevado al interior del vehículo.

Los faros delanteros integran la luz diurna (con forma de boomerang, lo que enfatiza la imagen dinámica y un tanto agresiva que Nissan ha intentado imprimir a este coche), mientras que los traseros le hacen más visible por la noche al prolongarse más allá de los laterales del portón y acercarse hasta las puertas traseras.

Además, le hacen parecer más robusto y alargado que antes, pero sin abandonar las medidas compactas que caracterizan al segmento en que milita este croosover y que pretende seguir liderando.

Sus cotas cambian poco: es algo más bajito (2,5 centímetros menos, lo que deja su altura en 1,59 metros,), pero más largo (7,7 centímetros, hasta los 4,38 centímetros) y ancho (2,6 centímetros más, hasta los 1,81 metros).

Con estas medidas es un coche que se maneja con facilidad en la ciudad, a lo que ayuda de forma notable el grado de asistencia que tiene la dirección y la precisión de la caja de cambios, con saltos entre marchas suaves y fluidos.

De serie este propulsor diésel, el básico, va aparejado a una caja manual de seis marchas, cuyos desarrollos son largos, enfocados a lograr consumos bajos de gasóleo.

En la prueba realizada con este propulsor de 1.500 centímetros cúbicos y una potencia de 110 CV, el consumo obtenido ha sido de 5,3 litros a los 100 kilómetros, un registro que está alejado del homologado por la marca (3,8 litros a los 100 kilómetros) pero que ha venido condicionado por las carreteras de puerto atravesadas.

Consumos y respuestas

En ciudad es fácil bajar de los cinco litros gracias a que el Qashqai equipa de serie el dispositivo automático de apagado y encendido del motor (star & stop) que, en general, funciona bien.

Desconcierta un poco el que, una vez que se apaga el motor en un atasco, la dirección se queda bloqueada y no puede moverse el volante.

Por el contrario, nada más pisar el embrague el propulsor vuelve a ponerse en marcha sin tirones, lo que permite salir con celeridad desde parado.

En autopistas y autovías el Qashqai es cómodo de conducir y su potencia es suficiente para mover al coche dentro de los límites de velocidad legales.

Su amortiguación filtra adecuadamente las irregularidades del camino, lo que se debe al "chassis control" que facilita la conducción en curvas, ya que utiliza la fuerza de frenada para reducir el rebote, lo que hace la conducción más suave y manejable.

Las notas negativas de este tracción delantera las ponen el ruido del motor, que se aprecia más de la cuenta en el interior del habitáculo y que llega a ser un molesto si la radio no va encendida, así como los silbidos que provoca el viento al golpear con los retrovisores cuando el coche va ganando velocidad.

El ruido del motor tiene que ver con la vejez de este 1.5 dCi, ya con diez años a sus espaldas, y ahora relevado por el nuevo 1.6, aunque por el momento en la potencia superior de 130 caballos. Este nuevo motor destaca por un bajo nivel de vibraciones y ruido hasta el punto de sentirse un fuerte contraste entre uno y otro.

El salto de calidad percibido en el interior hace más incomprensible que Nissan no haya dedicado más tiempo y mejores materiales al aislamiento del motor de esta versión 1,5 dCi.
El ruido es un anticipo de la aspereza de funcionamiento de este veterano propulsor, desmerecido por el nuevo 1.6. La mecánica es bronca en la relaciones más cortas y solo se dulcifica a ritmos de crucero y sin apurar el régimen de giro del motor. Si se cae de ritmo, la recuperación es realmente áspera.

No obstante, en términos de potencia, los 110 caballos son justos para un coche de este porte y peso, aunque ajustado a un tipo de conducción poco exigente. Con un pasajero sobra y cargado con más viajeros y equipaje renquea hasta ser lanzado a la velocidad de viaje.

El bastidor está muy por encima del potencial del motor, por lo que el conductor de esta combinación motriz dispone de un elevado margen dinámico. Llegar al límite dinámico de este nuevo Qahqai es para un conductor normal es realmente difícil. Solo es posible encontrar los límites tratando de buscarlos incitando a conciencia las respuestas.

En los giros, la respuesta del bastidor es sorprendentemente plana. El ajuste de la suspensión es capaz de contener la normal inclinación lateral de este tipo de carrocerías. En sentido longitudinal ocurre algo parecido cuando se hace una fuerte retención.

El equipo de frenos es eficiente y retiene suficientemente el vehículo, siempre y cuando no se haga un uso intensivo y continuado del equipo, porque es entonces cuando nos responde con una notable merma de eficacia.

"Escudo de protección inteligente"

El climatizador bizona, el encendido automático de luces y limpiaparabrisas o la pantalla táctil, desde la que se maneja el teléfono, la radio digital, el navegador y se ven las imágenes de la cámara de 360 grados que facilita las maniobra de aparcamiento, demuestran que Nissan pelea fuerte para no perder ventas en el disputado segmento C.

Para diferenciarse aún más de la competencia ha diseñado lo que llama "el escudo de protección inteligente" que se basa en 16 sensores que analizan los alrededores del vehículo y avisan, mediante pitidos y señales visuales, de los ángulos muertos, la distancia de seguridad con el vehículo que va delante y los cambios involuntarios de carril.

En el caso de que el conductor no haga caso de los avisos para evitar el choque, el sistema de anticolisión frontal puede llegar a parar el vehículo de forma autónoma.

El puesto de conducción, como es habitual en los crossover y SUV, está situado en una posición más alta, desde la que se llega a todos los controles del climatizador y la pantalla digital.

El freno de mano es eléctrico, lo que permite que haya huecos en la zona de la palanca de cambios para dejar objetos como llaves, teléfonos u otros aparatos para escuchar música que cuentan con una entrada USB en el reposabrazos delantero.

La zona destinada al pasajero delantero es amplia, con lo que las rodillas van alejadas del salpicadero, mientras que la trasera está más enfocada a dos personas, que a tres, puesto que la zona central acoge el reposabrazos y tiene un menor mullido y peor forma.

El interior, que en la unidad probada está dominado por el color negro del cuero y los plásticos de calidad, es muy luminoso por el amplio techo panorámico (opcional) que monta y que no puede abrirse.

El maletero tiene una capacidad de 439 litros. Además de la bandeja que lo cubre, que se sube cuando abrimos el portón para facilitar la colocación de bultos, tiene otras dos tapas en la parte baja que, a modo de cajón, nos permiten guardar objetos que el conductor puede querer que no se mezclen con las maletas, caso de ropa deportiva que se ha usado para hacer actividades al aire libre y que podría ensuciar el equipaje.

Por debajo, nos encontramos el hueco destinado a la rueda de repuesto, en el que va ubicado el kit reparapinchazos.

Aunque su diseño es el de un todoterreno, en esta versión se carece de la tracción a las cuatro ruedas que facilita el uso fuera de la carretera. No obstante, tiene una altura al suelo de 18 centímetros que invita a transitar por caminos fáciles si mayores problemas.

En conclusión, Nissan ha hecho un Qashqai que ahora es más agradable de ver, más moderno y con acceso a una tecnología de segmentos superiores. Entra más por los ojos, por contar con un diseño más moderno, y que se puede equipar con una tecnología de segmentos superiores.

Puede ser arriesgado que no ofrezca una variante de siete plazas, aunque en su defensa hay que decir que en el amplio rango de sus competidores no hay ningún modelo que lo haga.

Por concepto de coche va dirigido a un amplio público y puede verse aparcado en el garaje de diferentes conductores: familias con dos o tres hijos que quieran un coche de medidas compactas y espacio suficiente, personas solas amantes de actividades al aire libre o simplemente gente que le gusta la estética de los 4x4, pero que nunca va a llevar su vehículo a arañarse al campo.

En precio, el nuevo Qashqai mantiene los argumentos que le mantienen como líder de este, cada vez más complicado, segmento de mercado.

Características técnicas

Longitud    4,377 m.
Anchura    1,806 m.
Altura    1,590 m.
Distancia entre ejes    2,646 m.
Vía delantera    1,565 m.
Vía trasera    1,560 m.
Peso    1.460 kg.
Capacidad depósito    55 l.
Capacidad maletero    439 l.
Coeficiente aerodinámico    0,32 Cx.
Posición motor    Delantero transversal.
Alimentación    Inyección directa por conducto común. Turbo de geometría variable. Intercooler.
Cilindros    Cuatro cilindros en línea.
Cilindrada    1.461 c.c.
Potencia máxima    110 CV a 4.000 rpm.
Par máximo    260 Nm entre 1.750-2.500 rpm.
Transmisión    Manual de 6 velocidades.
Velocidad máxima    182 km/h.
Aceleración 0-100    11,9 seg.
Consumo medio    3,8 litros.
Emisiones CO2    99 g/km.
Impuesto de Matriculación    Exento.
Dirección    Asistida eléctrica.
Diámetro de giro    10,7 m.
Frenos delanteros    Discos ventilados.
Frenos traseros    Discos sólidos.
Suspensión delantera    Tipo McPherson.
Suspensión trasera    Resorte helicoidal.
Tracción    Delantera.
Neumáticos    215/40 R 17.
Equipamiento de serie    ABS + EDB + ESP.
Precio    US$32.289

Resto gama

Versión    Cilindrada    Potencia    PVP (en dólares USA).

Gasolina

Nissan Qashqai 1.2 DIG-T Visia    1.197 cc      100    CV    26.168 .
Nissan Qashqai 1.2 DIG-T Acenta    1.197 cc      110    CV    27.667.
Nissan Qashqai 1.2 DIG-T N-Tec    1.197 cc      110    CV    30.290.
Nissan Qashqai 1.2 DIG-T Tekna    1.197 cc      110    CV    32.788.

Diésel

Nissan Qashqai 1.5 dCi Visia    1.461 cc      110    CV    28.167.
Nissan Qashqai 1.5 dCi Acenta    1.461 cc      110    CV    29.666.
Nissan Qashqai 1.5 dCi N-Tec    1.461 cc      110    CV    32.289.
Nissan Qashqai 1.5 dCi Tekna    1.461 cc      110    CV    34.787.
Nissan Qashqai 1.6 dCi Visia    1.598 cc      130    CV    30.165.
Nissan Qashqai 1.6 dCi Visia A.    1.598 cc      130    CV    31.664.
Nissan Qashqai 1.6 dCi Acenta    1.589 cc      130    CV    31.664.
Nissan Qashqai 1.6 dCi Ac. A.    1.598 cc      130    CV    33.163.
Nissan Qashqai 1.6 dCi N-Tec    1.598 cc      130    CV    34.287.
Nissan Qashqai 1.6 dCi N-Tec A.    1.598 cc      130    CV    35.786.
Nissan Qashqai 1.6 dCi Tekna    1.598 cc      130    CV    36.786.
Nissan Qashqai 1.6 dCi Tekna A.1.598 cc      130    CV    38.284.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 4X4 Vis.    1.598 cc      130    CV    32.913.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 4X4 Ac.    1.598 cc      130    CV    34.787.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 4X4 N-T    1.598 cc      130    CV    37.410.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 4X4 T.    1.598 cc      130    CV    39.908.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 4X4 P.    1.598 cc      130    CV    40.533.

Competencia

Versión    Cilindrada    Potencia    PVP.

Audi Q3 2.0 TDI Ambiente    1.968 cc      140    CV    34.710 .
BMW X1 1.6d sDrive    1.995 cc      116    CV    29.900 .
Citroén C4 Aircross 1.6 HDI    1.560 cc      115    CV    26.210 .
Chevrolet Trax 1.7 D LT    1.686 cc      130    CV    19.590  .
Dacia Duster 1.5 dCi Laureate    1.461 cc      110    CV    16.050.
Hyundai ix35 1.7 CRDI Tecno    1.685 cc      115    CV    26.550.
Kia Sportage 1.7 CRDI Dr    1.685 cc      115    CV    25.900.
Range Rover Evoque Ed4 5p    2.179 cc      150    CV    34.840.
Mazda CX-5 2.2 D Style    2.184 cc      150    CV    30.750.
Mercedes GLA 200 CDI    2.143 cc      136    CV    31.150.
Mitsubishi ASX 180 DI-D    1.798 cc      116    CV    25.450 .
Opel Mokka 1.7 CTDI Exc    1.686 cc      131    CV    24.390.
Peugeot 4008 1.8 HDI Allure    1.798 cc      115    CV    30.150.
Skoda Yeti 2.0 TDI Eleg                 1.968 cc      110    CV    25.960.
SSangyong Korando D20T LTD    1.998 cc      149    CV    19.700 .
Suzuki S-Cross 1.6 DDIS GLX    1.598 cc      120    CV    23.295.
Volkswagen Tiguan 2.0 TDI    1.968 cc      110    CV    27.330.

* Reportaje EFE

>