Reseña

Ootoya renueva la carta con un pie en Japón y el otro en Chile

Por Juan Toro |  20 Diciembre, 2019 - 09:38
  • 20191219_202508.jpg

Sabores y preparaciones clásicas nipones encuentran una nueva conjugación en esta cocina que no ha temido a la experimentación con una de las comidas de moda del momento.

El mundo de la comida japonesa en Santiago esta dividido entre los tradicionalistas y los que apuestan por las mezclas de con comida peruana. Ootoya no esta en ninguna de esas categorías y ha logrado crear su propio espacio de sabores que mezclan la tradición nipona con sabores locales, algo que remarca en su nueva carta.

Para comenzar, el restaurante ubicado en el barrio Bellavista creó nuevos cócteles a base del licor sake. Se trata de preparaciones con sabores frutales como mango y frambuesa, pero donde trofeo se lo lleva el maracuyá con manzanilla: Una bebida refrescante, con el dulzor justo y que es una compañía perfecta para los edamames (vainas de soja) salteadas con sal y sesamo.

Para la entrada, se pueden degustar dos tipos de wonton en versión frita o al vapor. Ambos rellenos de una pasta de camarón que no solo mantiene el sabor claro del marisco, sino que tampoco pierde su textura, dejándolo muy por encima de las preparaciones comúnmente encontradas de este plato en los locales de comida asiática.

Para quienes probar algo fresco en los meses de calor en el centro de Chile, la opción es la nueva ensalada tipo sashimi. La mezcla de verduras con atún, salmón y camarones sería ya un motivo suficiente para darle una oportunidad a esta preparación, pero el aderezo de miso es lo que termina por convencer. La salsa resalta los sabores y el famoso umami de los pescados, sin ninguna necesidad de agregar sal ni salsa de soja adicional.

Si comida japonesa es sinónimo inamovible de sushi en tu paladar, entonces debes probar el Ikki roll: tamago, cangrejo, queso crema, palta y envuelto en queso mozarella flameado, masago y salsa de la casa. Puede que el mozarella desconcierte en la descripción, pero de la mano del sabor del cangrejo, este rollo parece una oda al pastel de jaiba muy bien lograda.

Pero la estrella indiscutible de este local es el ramen, uno de los platos de moda en la escena nipona de Santiago, y la nueva carte destaca tres nuevas preparaciones entre sus sopas. La recomendada en este caso es el Niurou Mian que tiene caldo de res como base, carne guisada y verduras. El sabor cercano al ramen que puedes encontrar en Tokyo, pero al mismo tiempo recuerda al caldo de una cazuela chilena, por el concentrado sabor a carne que se balancea muy bien con fideos soba y el huevo.

Los nuevos platos ya pueden encontrarse en el local, pero los tragos aún no llegan oficialmente a la carta, para disfrutar de ellos aún queda esperar al comienzo del próximo año en unas semanas.

>