Reseña

Ootoya: Un buen, no tradicional, ramen

Por Juan Toro / Lifestyle |  1 Agosto, 2019 - 11:04
  • 20190726_202929-01.jpeg

En una cuidad que ya está invadida por locales de sushi, este restaurante destaca por centrarse en sopas y sabores agridulces.

La gastronomía japonesa ha invadido Santiago. Por un lado está la amplia variedad de locales de sushi que han terminado por popularizar una comida que ya en los 90s comenzaba su llegada. Por otro, los diferentes locales que retoman otros aspectos de la comida nipona tradicional, algunos creados por chefs que japoneses. Ootoya, ubicado en turístico barrio Bellavista, está en un punto intermedio. 

En un ambiente pequeño, ideal para ir en pareja o en grupos pequeños, la decoración del local se basa en las flores y la madera, creando un espacio acogedor. La especialidad aquí no es el sushi, aunque sí hay rollos en la carta, sino los fideos y el ramen.

Pero antes de pasar a los fuertes, las entradas valen la pena ser mencionadas. Si los sabores agridulces han sido un desafío para ti en el pasado, esta puede ser una buena oportunidad de probar de nuevo. Los dumpling de Szechuan, en una masa similar a las gyosas al vapor y rellenos de cerdo, destacan por su salsa de mani levemente picante. 

Pero la estrella definitivamente son las Dragon Ball, con el nombre del clásico anime, son camarones de buen tamaño fritos y bañados de una salsa de yogurt y mayonesa, coronados de una nuez confitada y un servidos sobre frutilla. 

En la sopas y el ramen, la fuerza está en el miso: Los caldos son densos y sabrosos. La recomendación aquí es el Omakase Ramen, que se acompaña de tres preparaciones diferentes de cerdo, todas suaves. Pero un ramen son tres partes: sopa, agregados y los fideos, y aquí es donde pierde fuerza, utilizando pasta de trigo común y no el tradicional japonés. Aún así, la textura y el sabor de la sopa hace que este sea un plato que vale la pena probar. 

Considerando las grandes porciones, llegar a un segundo plato es difícil, a menos que se pida el ramen para compartir. Pero de lograrlo, el Shirashi Sushi es una buena opción. Atún, unagi y un salmón con la cantidad justa de grasa para sabroso, suave y casi cremoso, sobre una porción de arroz. 

No es el lugar para quienes buscan el ramen más tradicional de Japón, pero vale la pena probarlo por sus caldos y el equilibrado factor dulce agregado en sus platos.

>