Reseña

"Tensión en la red" desentraña las disputas de poder que esconde internet

Por Télam |  30 Mayo, 2014 - 12:50
  • tension_22.jpg

¿Por qué se puede vender una aplicación como WhatsApp en US$19.000 millones, siendo una empresa con menos infraestructura que United Airlines, por ejemplo, y con muchos menos empleados? Investigador argentino publica libro en el que señala que hay mucha "ingenuidad" en cómo la gente se enfrenta a internet.

Desentrañar las disputas de poder que se dan con las nuevas tecnologías digitales es el eje del nuevo libro del periodista y escritor Esteban Magnani, un texto con espíritu de divulgación que “busca sistematizar información que está, pero desordenada” y cuya impresión quiere lograrse mediante el financiamiento colectivo.

Desde la omnipotencia de internet hasta las maneras en que la red va adquiriendo su forma en países como Brasil o China, pasando por el software libre y la abundancia de información que caracteriza la época, “Tensión en la red: libertad y control en la era digital” recorre distintos aspectos del mundo digital actual para desentrañar un espacio, el de la tecnología, “que muchas veces es tomada como un campo neutral en donde lo único que hay que hacer es consumir lo último, y eso es algo bastante acrítico”, según explica su autor.

“Es un libro que habla de las disputas de poder en las tecnologías digitales. Ese es el centro. Después el poder se puede traducir en poder económico, poder comercial, poder social, poder de la comunidad, poder político, poder de soberanía, poder de independencia”, sostuvo Magnani, para quien “todavía estamos bastante ingenuos respecto de lo que pasa con la tecnología en muchos casos”.

Autor de más de una docena de libros -varios de ellos de divulgación científica-, Magnani cuenta que para “Tensión en la red” recopiló y reescribió varias de sus artículos publicados en Página 12 (en los suplementos Futuro y Cash) y en la revista Caras y Caretas, así como sus columnas en la TV Pública, con el objetivo de explicar, por ejemplo, cómo afecta a las personas comunes todo lo que reveló Edward Snowden o porqué “de repente WhatsApp se vende a 19 mil millones de dólares”.

“¿Una aplicación vale más que la United Airlines que tiene aviones carísimos y miles de empleados en todo el mundo? ¿Qué es lo que está en juego? ¿Cómo Google junta millones y millones de dólares si todo lo que ofrece es gratuito? Hay mucha ingenuidad y una tendencia a pensar que estos temas son muy complicados, y en realidad creo que más que complicado es novedoso, y uno no tiene todas las herramientas para poder pensarlo”, señala Magnani.

El libro está “destinado a aquellas personas que tengan una mínima curiosidad por entender cómo funcionan las cosas. Creo que en este momento casi todas las personas tienen alguna relación con la tecnología, y a todo el mundo por algún lado este libro lo puede enganchar”. La idea de hacer el “Tensión en la red” nació en agosto del año pasado, cuando el autor entró en contacto con la editorial Capital Intelectual para hacer una continuación de los libros que había publicado sobre “Ciencia para leer en bicicleta”.

“Al editor con el que me reuní se le ocurrió hacer algo más tecnológico, pero al final no prosperó. Yo me puse a escribir igual. Tenía material y el hilo se fue armando con los pedacitos que ya tenía escritos”, explicó. Magnani inició una campaña de financiamiento colectivo (o crowdfounding) para solventar la impresión de 500 ejemplares, “que es lo mínimo sustentable para llegar a las librerías y que sea viable”. Su proyecto, subido en idea.me, pretende juntar 33.700 pesos, para lo que le quedan dos semanas.

La idea detrás de la búsqueda de los fondos es “sacar a los intermediarios”, restarles poder. “Lo que no quiero hacer es lo que se hace con muchas editoriales: entregar un manuscrito y recibir un 10 por ciento de las ventas en función de derechos de autor. Yo acá quiero estar más comprometido, con la difusión por ejemplo. Es muy poco lo que te dan las editoriales: la corrección, la impresión y la distribución, nada más. Y a partir de eso, tienen un poder demasiado grande para decidir algunas cosas. En cambio acá, si yo soy el que pone la plata, me parece que puedo hacer cosas más interesantes”.

“Es un lugar de experimentación, no sé qué significa haber haber juntado el 15 por ciento en poco menos de la mitad del tiempo. No sé si al final esto se acelera o no, pero estoy haciendo mi experiencia” con este tipo de financiamiento, señaló. Si bien, una vez que lo publique, Magnani va a liberar “Tensión en la red” con una licencia Creative Commons -que le permitirá a los interesados descargarlo sin violar derechos de autor-, “para que todo el mundo lo pueda leer, independientemente de que lo pueda comprar o no”, considera que “todavía estamos en una etapa bisagra: no hay tanta gente que lea en digital. Porque creo que hay mucha gente que lee solamente en papel, y ese es el gran público al que hay que llegar”.

>